Zimbabue acusa a 68 personas de violencia pública

0
372

ZimLas autoridades de Zimbabue han acusado a 68 personas de violencia pública tras los enfrentamientos entre manifestantes y Policía que tuvieron lugar el pasado viernes en las protestas contra el Gobierno del presidente, Robert Mugabe.

En la manifestación, que contaba con la aprobación del Tribunal Supremo, la Policía usó gas lacrimógeno contra los principales líderes de la oposición y cañones de agua para disuadir a los manifestantes, antes de que el descontento se esparciera por gran parte de la capital, Harare.

Los 68 detenidos, entre los que hay un fotógrafo freelance, acudieron al juzgado el sábado, acusados de prender fuego a propiedades, atacar a los agentes de Policía y saquear tiendas. De ser condenados, podrían enfrentarse a penas de multa y hasta 10 años de cárcel.

Mientras se celebraba la audiencia, alrededor de 100 antidisturbios vigilaron las afueras con cañones de agua y vehículos blindados. Además, se arrestó a tres personas con pancartas que criticaban a Mugabe, quien cada vez concentra un mayor descontento.

El magistrado Tendai Mahwe ha rechazado la libertad bajo fianza para el activista Promise Mkwanazi y otro hombre. Ambos fueron acusados de violencia pública tras la manifestación de la juventud opositora del pasado 24 de agosto.

Mkwanazi está vinculado al movimiento #Takamuka, con presencia en las redes sociales, que aunó fuerzas con la campaña #ThisFlag dirigida por el pastor Evan Mawarire para organizar una protesta «de estar en casa» que sería la más grande en Zimbabue desde 2007.

Mahwe ha sentenciado que Mkwanazi se estaba enfrentando a unas acusaciones muy graves y que no debería ser puesto en libertad bajo fianza. Su abogado, Tonderai Bahtasara, ha asegurado que recurrirá la decisión ante el Tribunal Supremo.