Ya son tres los muertos por la última jornada de protestas en Burundi

0
337

BujumburaAl menos tres personas han muerto en las protestas que han tenido lugar este lunes en Buyumbura contra los planes del presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, de encadenar un tercer mandato, según ha informado Cruz Roja en su último balance de víctimas.

La Policía ha disparado contra los manifestantes para defenderse de las piedras lanzadas por éstos, según ha informado un testigo a la agencia de noticias Reuters. En el marco de la refriega se ha escuchado una explosión que ha dejado dos agentes heridos.

Alexis Manieakiza, un portavoz de Cruz Roja, ha informado de que al menos tres manifestantes han muerto y otros 35 han resultado heridos. El prominente activista Pierre Claver Mbonimpa ha asegurado que algunos tienen heridas de bala.

Liboire Bakunduwukize, un portavoz policial, ha negado que las protestas de este lunes hayan dejado víctimas mortales, limitándose a destacar que al menos 15 agentes han resultado heridos por la explosión de una granada de mano.

Hoy, mañana, pasado mañana, si llevan granadas serán disparados. La Policía tiene el legítimo derecho a lanzar granadas como respuesta y eso haremos», ha dicho en declaraciones a la prensa desde un hospital de Buyumbura.

Los enfrentamientos se han producido en el distrito de Musaga, ubicado en el sur de la capital burundesa, que se ha convertido en el epicentro de las quejas por las aspiraciones políticas del jefe de Estado.

Sin embargo, cientos de personas se han manifestado en otras zonas de Buyumbura, atendiendo así a la convocatoria de las organizaciones civiles, que acusan Nkurunziza de poner en peligro el acuerdo de paz.

«Por favor, Nkurunziza, renuncia a un tercer mandato para que la paz pueda volver al país», han gritado los manifestantes en el distrito capitalino de Kinindo.

CRISIS EN BURUNDI

Las protestas estallaron el pasado 26 de abril, cuando Nkurunziza anunció que planea concurrir a las elecciones presidenciales del próximo 26 de junio para conseguir un tercer mandado, a pesar del límite constitucional de dos.

La oposición acusa al presidente de intentar dinamitar el acuerdo de paz que puso fin a la guerra civil en 2005 y del que nació la Carta Magna, mientras que el Gobierno argumenta que Nkurunziza solo ha sido elegido por voto popular una vez, porque la primera fue designado por el Parlamento.

Las organizaciones humanitarias han denunciado que desde el inicio de las protestas han fallecido 12 personas, pero la Policía solo reconoce seis. Los países vecinos temen que la crisis se agrave y desemboque en un enfrentamiento sectario.