Ya son ocho los muertos por el asalto a la Universidad de Garissa

0
324

KeniaAl menos ocho personas han muerto y varias decenas han resultado heridas en el ataque perpetrado este jueves por un grupo de hombres armados contra la Universidad de Garissa, en el noreste de Kenia, según el último balance de víctimas proporcionado por la prensa local.

Alrededor de las 5.30 (hora local) varios hombres armados han entrado en la Universidad de Garissa haciéndose pasar por fieles que iban a rezar a la mezquita que se encuentra en el campus. Una vez dentro, han detonado una bomba para desatar el caso y «han abierto fuego de forma indiscriminada», ha dicho el inspector de Policía Joseph Boinnet.

Los asaltantes, cuyo número exacto aún se desconoce, se han esparcido por todo el campus y finalmente se han concentrado en una residencia de estudiantes femenina que suele albergar a 800 personas. Ahora estarían concentrados en una de las habitaciones.

Unas 300 personas, sobre todo estudiantes, han conseguido escapar y refugiarse en una base militar cercana, pero varios estudiantes y profesores seguirían dentro de las instalaciones retenidos por los asaltantes.

«Una fuerza conjunta formada por Policías y miembros de otras agencias de seguridad ha llegado a la zona para intentar expulsar a los hombres armados», ha indicado Boinnet a ‘The Nation’. Los uniformados ya han entrado en el campus de Garissa.

Al Shabaab ha reivindicado la autoría del ataque, según ha informado la Embajada de Estados Unidos en Kenia, citada por CNN. La secta islamista ya asaltó el 21 de septiembre de 2013 el centro comercial Westgate de Nairobi, que se saldó con 72 muertos y unos 200 heridos.

ALERTA TERRORISTA    Grace Kai, estudiante de la Facultad de Magisterio de la Universidad de Garissa, ha explicado que en los últimos días los residentes locales estaban en estado de alerta ante la posibilidad de que se produjera un atentado.

«El lunes nuestro director nos dijo que habían visto algunos extraños por Garissa que podrían ser terroristas, por lo que nos dio el martes libre y cerró la Facultad de Magisterio», ha dicho en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

La Embajada estadounidense había advertido del riesgo inminente de que se produjera un ataque de Al Shabaab en Kenia en respuesta a la muerte de Adan Garaar, uno de los principales líderes de la secta islamista somalí.