Voces contra la xenofobia en Sudáfrica

0
475

JohannesburgAl grito de «Di no a la xenofobia», cientos de personas marcharon ayer en esta capital en apoyo a las acciones de condena en todo el país a los recientes ataques contra ciudadanos extranjeros residentes en Sudáfrica.

Los manifestantes se congregaron en las proximidades de Union Buildings, sede del ejecutivo, donde sudafricanos e inmigrantes de distintas nacionalidades se fundieron en el mismo llamado «África es una», «Sudáfrica unida».

La mayoría de los asistentes vestían los colores verde, amarillo y negro que identifican al Congreso Nacional Africano (ANC) y exhibían en sus camisetas las fotos del presidente Jacob Zuma y de Nelson Mandela.

El alcalde de la ciudad de Tshwane (Pretoria), Kgosientso Ramokgopa, agradeció la presencia de tantas personas y evocó el legado de Mandela.

También se refirió a la solidaridad que debe prevalecer entre los seres humanos, en particular los extranjeros que residen en el país, una idea reiterada por otros oradores.

En declaraciones a Prensa Latina, Lelo Rapodile, funcionaria administrativa, dijo que se necesita una solución al problema.

El gobierno puede dialogar, como lo está haciendo, pero necesitamos garantías de que no vuelvan a ocurrir estos ataques brutales en el país, subrayó Rapodile.

Mensajes en redes sociales y medios digitales dan cuenta sobre eventos a lo largo del territorio nacional durante esta semana.

Unas 30 mil personas, tanto sudafricanos como inmigrantes, recorrieron ayer el centro de Johannesburgo coreando consignas que decían «queremos la paz» y portaron carteles en los que se leía «África unida» o «Bienvenido extranjeros».

Desde Port Elizabeth, en la Universidad Metropolitana Nelson Mandela, estudiantes y personal docente, junto a otros ciudadanos también participaron en una caminata contra la xenofobia.

Durante un mitin en Cape Town convocado por el Congreso de los Sindicatos Sudafricanos (Cosatu), el pastor y sindicalista Nosey Pieterse, pidió declarar un día de luto por las víctimas fatales de estos ataques.

Reportes oficiales informaron que siete personas perdieron la vida hasta el momento como consecuencia de estos actos, iniciados en Durban y otras localidades de KwaZulu Natal y extendidos a partes de Johannesburgo, en la provincia de Gauteng.