Violencia en Libia suma 66 víctimas en 2016, reporta Naciones Unidas

0
303

victimas de libiaLa violencia que azota a Libia dejó en los primeros dos meses de 2016 al menos 28 muertos y 38 heridos, según un reporte divulgado hoy por la Misión de Naciones Unidas en ese país (Unsmil).

De acuerdo con la fuerza de cascos azules activada en 2011, las estadísticas incluyen a cinco niños asesinados y siete lesionados en la nación norafricana, sumida en la inestabilidad y las luchas sectarias por el poder desde hace un lustro, a partir del derrocamiento de Muamar Gadafi con la ayuda de una intervención militar de la OTAN.

La mayoría de las víctimas fueron causadas por bombardeos, ataques artilleros y balaceras, precisó.

También la explosión de artefactos remanentes de la guerra provocó afectaciones a la población civil.

El informe de la Unsmil refleja a Benghazi como la ciudad más golpeada por la violencia, seguida de Ajdabiya, Derna y Sabha.

Considerando el limitado acceso a las zonas de los enfrentamientos, no resulta posible identificar a las partes responsables, dijo la misión.

La ONU insiste en la importancia de que todos los actores en Libia se comprometan con el acuerdo político de diciembre, para establecer un gobierno de unidad nacional dirigido a poner fin a la violencia sectaria y las luchas por el poder.

El 25 de febrero, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, emitió un reporte que recoge graves y sistemáticas violaciones en el país petrolero desde principios de 2014.

Asesinatos extrajudiciales, ataques a civiles, torturas, detenciones arbitrarias, secuestros, desapariciones forzadas, atropellos sexuales, discriminación, abusos a migrantes y hechos violentos contra periodistas y defensores de los derechos humanos afectan al territorio libio.

«Pese a la situación del país en materia de derechos humanos, rara vez lo vemos en los titulares. Una multitud de actores, tanto estatales como no estatales, son acusados de violaciones muy serias, que en algunos casos pudieran escalar a crímenes de guerra», subrayó Zeid a propósito del informe.