Vietnam aporta activamente al éxito de Conferencia Asia-África

0
367

Conferencia Asia-ÁfricaLos aportes constructivos de Vietnam, como país fundador de la Reunión de Bandung y miembro responsable de la comunidad internacional, contribuyeron al éxito de la Conferencia Asia-África recién concluida en Yakarta, Indonesia.

Así lo ratificó ayer en Hanoi el vicecanciller Ha Kim Ngoc en una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias al término de participación de la delegación del país indochino, encabezada por el presidente Truong Tan Sang, en la Conferencia Asia-África, el 60 aniversario de la Reunión de Bandung 1955 y el décimo de la Nueva Alianza Estratégica Asia – África.

Los discursos del jefe de Estado en las conferencias ayudaron a la comunidad internacional a conocer mejor sobre los esfuerzos de Vietnam y otros países de la ASEAN hacia una región sudesteasiática de paz, estabilidad, prosperidad, así como la determinación de resolver las controversias por vía pacífica, basada en las leyes internacionales, con el fin de garantizar la seguridad y libre navegación marítima y aérea, subrayó.

El mensaje del presidente vietnamita de “Fortalecer la cooperación Asia-África por la paz y prosperidad en el mundo sobre la base del respeto de las leyes internacionales” fue aplaudido y convenció a los delegados.

En las sesiones, la delegación vietnamita compartió iniciativas y experiencias destinadas a impulsar los nexos cooperativos con las naciones africanas y la colaboración Sur-Sur, agregó.

Hanoi aportó activamente en la elaboración de los documentos del conclave intercontinental, reflejando el interés común de la comunidad Asia-África sobre los asuntos regionales y globales, incluida la cuestión del Mar Oriental y seguridad de recursos hídricos, dijo.

En el marco de la Conferencia, el mandatario vietnamita mantuvo conversaciones por separado con jefes de 25 delegaciones para debatir las medidas dirigidas a promover la cooperación multifacética bilateral, informó.

En esta edición, la cita aprobó tres documentos, incluidos el Mensaje de Bandung sobre el fortalecimiento de cooperación Sur-Sur para impulsar la paz y prosperidad en el mundo, la Declaración sobre Nueva Asociación Estratégica Asia-África y la Declaración de Palestina.

Las actas subrayaron el desempeño de la ONU en el mantenimiento de la paz y seguridad internacional conforme a los principios de Bandung, destacando el “respeto de la soberanía e integridad territorial”, la “no invasión, amenaza de invasión ni uso de violencia”, y la “solución de las disputas mediante vías pacíficas en concordancia con la Carta de las Naciones Unidas”.

Las dos regiones deben desplegar las potenciales para acelerar los lazos económicos, comerciales y de inversión, especialmente en los sectores de seguridad agrícola, alimentaria, recursos hídricos, energía e infraestructura.

Los países participantes reiteraron el respaldo a la lucha justa del pueblo palestino por su derecho a la autodeterminación.

Celebrado del 18 al 24 de abril de 1955, el encuentro en Bandung contó con la participación de líderes de 29 países, quienes emitieron los 10 principios recabando el respeto de la soberanía de las naciones, la no intervención en los asuntos internos, la solución pacífica de las disputas, el fortalecimiento de la cooperación y el cumplimiento de las leyes internacionales.

La reunión fue considerada el inicio de los nexos intercontinentales y factor conducente a la liberación de una serie de países en Asia y África, la fundación de los No Alineados, el Grupo de los 77 y la cooperación Sur – Sur.

Siendo uno de los 29 estados asistentes a la primera gran conferencia entre Asia y África, Vietnam propulsó activamente la solidaridad entre las naciones recién liberadas en ese momento, contribuyendo a establecer los principios básicos que posteriormente llegaron a ser la guía para las acciones del Movimiento de los Países No Alineados.