Vicepresidente sudafricano prosigue negociaciones en Lesotho

0
194

Cyril RamaphosaEl vicepresidente sudafricano Cyril Ramaphosa regresa a Lesotho en la continuación de las negociaciones regionales para ayudar a restaurar la estabilidad política en el pequeño país mediterráneo.

Ramaphosa, como facilitador de la Comunidad de Desarrollo del África Austral (SADC), estará en esta capital hasta mañana martes en representación de los jefes de Estado y de Gobierno de la SADC y Tanzania.

El enviado gubernamental procedente del vecino país ya visitó Maseru el 18 de septiembre, cuando realizó una visita de cortesía al Rey Letsie III, se reunió con funcionarios del gobierno, de los partidos políticos y del llamado colegio de los jefes tribales.

Su misión fundamental será ayudar a crear un clima en el que el pueblo y el gobierno de Lesotho resuelvan sus desafíos políticos de conformidad con la Constitución y en línea con los principios democráticos, explicó en Pretoria un comunicado de la oficina de Ramaphosa.

El Primer Ministro de Lesotho, Thomas Thabane, no abrirá el Parlamento hasta que un sublevado general del ejército sea arrestado y sometido a la justicia, confirmó la semana precedente Thabo Thakalekoala, portavoz del gobierno nacional.

Hace siete días la vecina Sudáfrica acogió una reunión de emergencia de la SADC con la meta de negociar un acuerdo de paz para este país, tras un intento de Golpe de Estado y fuertes discrepancias entre partidos políticos.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, y su homólogo de Zimbabwe, Robert Mugabe, lideraron la reunión donde se discutieron a fondo varias fórmulas de compromiso para la nación africana austral sin costas.

El bloque regional SADC emitió un comunicado recomendando la apertura de la Asamblea Nacional como una medida para poner fin a las tensiones políticas, a raíz de las fuertes divergencias en el gobierno de coalición del país.

En rigor la crisis en el llamado Reino de la Montaña comenzó en junio último luego que el Parlamento fue suspendido durante nueve meses por orden del primer ministro Thabane.