Vicepresidente sudafricano David Mabuza rinde homenaje a víctimas de Shaperville

0
268
El vicepresidente David Mabuza rindió homenaje a las víctimas de la masacre de Shaperville hace 58 años, »un doloroso recordatorio de nuestra lucha por una Sudáfrica unida, no racial, no sexista, justa y próspera».

Centenares de personas se reunieron en el estadio George Thabe, de Shaperville, provincia de Gauteng, para esta efemérides convertida en el Día de los Derechos Humanos en Sudáfrica, y el vicepresidente dijo que esta es una jornada para detenerse, pensar y reflexionar.

Mabuza subrayó que hace 58 años el régimen ilegítimo y brutal del apartheid logró silenciar con armas a personas desarmadas e indefensas.

Conmemoramos no solo para recordar, sino también para medir cuánto hemos avanzado en alcanzar los ideales apreciados por quienes perdieron sus vidas en la lucha, para perpetuar la tenacidad y el espíritu indomable de nuestro pueblo cuyo coraje y valentía celebramos, expresó.

El vicejefe de Estado y Gobierno rindió tributo a Robert Sobukwe, fundador del Congreso Panafricanista fallecido hace 40 años y a otros muchos destacados combatientes contra el apartheid a quienes, dijo, ‘les damos merecido crédito y gratitud por su lucha, les ofrecemos su ganado lugar en la historia…’.

Señaló que en este año el Día de los Derechos Humanos en Sudáfrica coincide con las celebraciones por el centenario de Nelson Mandela y tiene lugar bajo el lema Promover y Profundizar los DD.HH en toda la Sociedad.

Mandela nos enseñó que negar a cualquier persona sus derechos significa desafiar a la propia humanidad y en honor a su memoria llamamos a todos nuestros ciudadanos a trabajar sin descanso para expandir las fronteras de la libertad, la justicia y la paz.

El alto funcionario apuntó que Sudáfrica se une hoy a las naciones del mundo para la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, establecido por las Naciones Unidas en 1966.

Estamos llamados a trabajar de conjunto en favor de los derechos humanos, la inclusión y la unidad y debemos crear un mundo libre de la maldad del racismo y la exclusión social y, como Gobierno, ‘condenamos el resurgimiento del racismo en nuestro país’.

Lamentó que después de derrotar el sistema inhumano del apartheid, el abuso y los ataques raciales aumenten en Sudáfrica. ‘Están por doquier, en fábricas, juntas directivas, centros comerciales, bares y granjas.

Esta situación, consideró, ‘hace que las luchas y las muertes de las personas en Langa, Sharpeville, Boipatong, Bisho y muchos otros lugares carezcan de valor… no podemos contarnos entre sus dignos sucesores si fracasamos en acabar con los prejuicios raciales y lograr la unidad de la nación’.

En su discurso Mabuza se refirió a asesinatos contra mujeres, niños, albinos, integrantes de la comunidad LGBTI y otros sudafricanos víctimas de la discriminación y el abuso, y exhortó a negarse a aceptar que la crueldad y la tortura son normales.