Vicepresidente sudafricano David Mabuza destaca vida y obra de Winnie Mandela

0
291
El vicepresidente de Sudáfrica, David Mabuza, afirmó hoy que hasta el último momento de su vida Winnie Mandela supo quiénes eran sus enemigos: la dominación racial, la explotación de clases y la opresión de género.
En el discurso central de un multitudinario memorial celebrado en Johannesburgo para rendir homenaje póstumo a la veterana luchadora antiapartheid, Mabuza expresó que a pesar de la crueldad, humillación y tortura a la que fue sometida por el régimen del apartheid ‘regresaste sin fracturas’.

El coraje mostrado frente a la muerte, la cárcel y el aislamiento abrieron tus ojos e inspiraron generaciones de luchadores por la independencia. Tu eres la encarnación de nuestra lucha, la portadora de la antorcha de nuestra liberación, agregó el alto funcionario.

Mabuza apuntó que en vida y en la muerte Winnie ‘permanece como el nudo irrompible que nos une al coraje y al heroísmo de quienes como la heroína jamaicana Nanny y la estadounidense Harriet Tubman fueron con honor a la batalla para liberar a los esclavos.

El también vicepresidente del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) añadió que la revolución de Winnie fue de amor en busca de un mundo más humano para todos los hijos de nuestra tierra, negros y blancos.

Para promover un nuevo amanecer de las relaciones humanas, subrayó, la veterana luchadora dio un golpe en el corazón de la discriminación racial y la injusticia y, al final, dejó un legado que vivirá por siglo.

Mabuza calificó a Winnie de valiente, tenaz, implacable, audaz, gentil, amorosa y bondadosa.

Destacó su amor mantenido por Nelson Mandela -con quien estuvo casada 37 años- y su cariño sin compromisos por sus dos hijas. El vicepresidente expresó que cuando la Madre de la Nación murió ‘el cielo lloró como espejo de las emociones sentidas en Sudáfrica y el mundo’.

Otro aspecto abordado por Mabuza fue que Winnie fue una amiga verdadera de los trabajadores, que nunca humilló a los pobres o los trató con desprecio cuando buscaron su ayuda y aseguró que los más vulnerables le confiaban sus pesares y sufrimiento porque conocían de su bondad.

Esta ceremonia póstuma tuvo lugar en el estadio de rugby de Orlando, en Soweto, cuyas 46 mil capacidades fueron insuficientes para recibir a las personas que desde todas partes del país acudieron para rendirle homenaje.

Winnie, quien falleció el 2 de marzo, será despedida el sábado con funerales de jefe de Estado en el que el presidente Cyril Ramaphosa hará su panegírico.