Unos 270 mil desplazados por conflicto en Burundi, según la ONU

0
452

zeid-husseinEl conflicto interno en Burundi desplazó durante un año a unas 270 mil personas, informó hoy el alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU (Oacdh), Zeid Raad Al Hussein.

Esa parte de la población huyó de los choques desde que comenzó el diferendo a causa de la decisión del presidente del país, Pierre Nkurunziza, de iniciar a mediados del pasado 2015 un tercer mandato contra la Constitución, al presentarse a las elecciones de julio, añadió el directivo en una reunión del organismo.

Al Hussein admitió que desde febrero pasado el Gobierno asumió medidas positivas, pero sólo resolvió conflictos aislados como la suspensión de órdenes de arresto internacional contra 15 miembros de la oposición, de la sociedad civil y de los medios; y la puesta en libertad de unos 47 detenidos.

Desde abril de este año disminuyó la cifra de muertos «aunque puede ser que sea demasiado temprano para establecer una tendencia positiva», pues aún los que viajan desde y hacia el país enfrentan el peligro de detenciones por sospechas de pertenecer a grupos rebeldes.

Recordó el directivo que la ONU envió expertos a Burundi, primero en marzo y luego en junio, para evaluar la situación actual de los derechos humanos y ayudar a la prevención de más crímenes, aunque persisten desacatos a la ley como la detención de cinco estudiantes por garabatear la imagen del Presidente.

Al Hussein urgió a terminar con las violaciones de los derechos humanos en el país mediante un diálogo nacional, aunque adelantó la posibilidad de que la violencia étnica aumente, y argumentó al respecto que durante las últimas seis semanas fueron asesinados efectivos de antiguas fuerzas castrenses.

El alto comisionado de la Oacdh estimó que esas últimas acciones violentas respondieron a que los ultimados eran de la etnia tutsi, una de las dos principales de Burundi junto a la de los hutu, pues, destacó, aumentan «los discursos de odio cargados con tintes étnicos contra opositores políticos», aseveró».