Unión para la Democracia rechaza acuerdo que pospone elecciones en RDCongo

0
320
jean-marc-kabundLa opositora Unión para la Democracia y Progreso Social (UDPS) rechazó  el acuerdo alcanzado entre el gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) y otras fuerzas que pospone para abril de 2018 las elecciones presidenciales.

‘Rechazamos este acuerdo que impone unilateralmente (al frente del Estado) a Joseph Kabila, en violación flagrante de la Constitución que determina el fin de su mandato el 20 de diciembre’, declaró a la prensa el secretario general de UDPS, Jean-Marc Kabund.

Insistió en que ‘para nosotros este acuerdo es un simple documento de trabajo para confrontar con las resoluciones durante un diálogo verdaderamente inclusivo’.

Formada en junio por la mayor parte de las fuerzas opositoras, la UPDS declinó participar en el diálogo nacional abierto el 1 de septiembre, con la expresa finalidad de enrumbar al país hacia las elecciones.

La víspera, el Gobierno y partidos opositores, integrados al diálogo, acordaron aplazar hasta abril de 2018 las presidenciales previstas para diciembre próximo.

Eddem Kodjo, exprimer ministro de Togo y facilitador en las negociaciones entre el Ejecutivo congoleño y los adversarios políticos, se refirió al tema.

Las gestiones para lograr un entendimiento entre las partes la encabeza la Unión Africana (UA), que trata de hallar una solución pactada a la situación política de la RDC.

El arreglo autoriza al presidente Joseph Kabila a desempeñarse en el poder hasta la celebración de los comicios, ‘pese a que cumplió los dos mandatos que le otorga la Constitución’.

Tal entendimiento se presentó después que el Tribunal Constitucional autorizó el lunes la postergación de las presidenciales, tras recibir una petición de la Comisión Electoral al respecto.

La Comisión Electoral y el Gobierno solicitaron hace meses prorrogar la celebración de los comicios por motivos técnicos, toda vez que el censo de votantes permanecía desactualizado.

En ese momento la oposición rechazaba aplazar la consulta por considerar esa acción un intento de Kabila de mantenerse en el cargo en contra de la Constitución.