Unión Europea anuncia que permanecerá en Somalia pese a ataque

0
140
La Unión Europea anunció hoy que su Misión de Capacitación en Somalia (EUTM-Somalia) permanecerá en este país pese al ataque contra un convoy que transportaba a varios de sus soldados y mató a tres civiles.
La portavoz de la Comisión Europea para Asuntos Exteriores del bloque, Maja Kocijancic, garantizó que ese organismo seguirá comprometido con la reconstrucción del país, aún a riesgo de acciones como la del lunes último mediante un coche-bomba que hirió a esas personas y estas fallecieron después.

El transporte con explosivos chocó contra el vehículo militar blindado que trasladaba a militares italianos de la EUTM-Somalia, quienes resultaron ilesos de lo que constituyó el primer ataque de su tipo a un convoy de la UE.

Los civiles fallecidos se encontraban en una calle de esta capital cuando estalló el vehículo activado por desconocidos cerca de la caravana, explicó el comandante de la Policía, Sheikh Isak Hassan.

La acción en áreas aledañas al Ministerio de Defensa dañó uno de los carros del convoy, cuyo blindaje protegió de heridas a sus integrantes, añadió el oficial.

El ataque contra la caravana, que portaba banderas de Italia y de la UE, fue reivindicado por el grupo terrorista local Al Shabab, asociado desde 2012 a la red internacional Al Qaeda, que controla territorios del centro y el sur del país y aspira a instaurar un Estado islámico de corte wahabí.

La EUTM-Somalia, que se dedica a la formación del ejército local, se estableció aquí en 2010 también con el mandato de apoyar al Gobierno Federal de Transición en el fortalecimiento de las instituciones nacionales.

Somalia sufre un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el presidente Mohamed Siad Barre, considerado un dictador, tras lo cual el país quedó sin un gobierno efectivo y cayó en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Años después, se instaló el actual gobierno federal, enfrentado por Al Shabab, frase que en árabe significa ‘los jóvenes’, surgido en 2006 como ala radical del desaparecido Consejo de Tribunales Islámicos.