Unión Africana se pronuncia por salida de expresidente gambiano

0
416
La Unión Africana (UA) solicitó al presidente saliente de Gambia, Yahya Jammeh, respetar el resultado de las recientes elecciones y transfiera el cargo al vencedor, Adama Barrow, el 19 de enero.

Además de la renuncia pacífica, la organización panafricana advirtió las posibles graves consecuencias que podría conllevar su actual comportamiento si causa una crisis.

El Consejo de Paz y Seguridad de la Unión declaró que ‘a partir del 19 de enero de 2017, el presidente saliente Yahya Jammeh dejará de ser reconocido por la UA como gobernante legítimo de la República de Gambia’.

Tras los comicios del 1 de diciembre pasado, Jammeh admitió la derrota, pero poco después emitió un comunicado en el cual planteó que las investigaciones sobre ese escrutinio revelaron ‘errores inaceptables’ por parte de las autoridades electorales y que no concedería el triunfo a su rival, Adama Barrow.

La declaración de la UA desde la capital etíope, Addis Abeba, donde se halla su sede, sucedió a la llegada aquí de un equipo de mediación de África occidental liderado por el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, para abordar el tema en cuestión, pues su estancamiento político mantiene preocupada a la subregión.

El Consejo de la Unión Africana alertó a Jammeh por si su negativa provoca ‘desórdenes políticos, desastres humanitarios y de derechos humanos, incluyendo la pérdida de vidas inocentes y la destrucción de propiedades’, y paralelamente instó a las fuerzas de seguridad de Gambia a actuar con moderación.

Yayah Jammeh, quien se desempeña en el poder desde 1994, dejó claro que no renunciará hasta que el Tribunal Supremo decida sobre la objeción que presentó, con el objetivo de que se anule el resultado de los comicios y se convoque a nuevas elecciones.