Unión Africana llama a diálogo ante escalada violenta en Burundi

0
377

burundi-crisisLa Unión Africana (UA) llamó aquí a priorizar el diálogo entre las partes en conflicto en Burundi para enfrentar la actual escalada de violencia en ese país.

El bloque regional considera inaceptables las pérdidas humanas registradas allí a diario por choques entre el gobierno y sus opositores, declaró Smail Chergui, comisionado para la Paz y Seguridad del bloque regional.

No hay otras opciones a considerar, sino dar prioridad a las negociaciones para una solución duradera, añadió el directivo durante una sesión informativa del segundo Foro Internacional de Paz y Seguridad en África.

El Gobierno burundés y quienes estén detrás de estos actos deben contribuir a poner fin a los asesinatos y promover la reconciliación, destacó el funcionario en la reunión iniciada este lunes.

Chergui reafirmó la confianza de la UA en el mediador del conflicto, el presidente ugandés Yoweri Museveni, y agregó que el organismo continental propuso a los actores del diferendo un pre-diálogo para avanzar hacia conversaciones.

El Comisionado para la Paz y Seguridad de la UA explicó que ese organismo aumentará de 30 a 100 los observadores militares y sobre derechos humanos en Burundi y expresó sus deseos de que estos sean aceptados por Bujumbura.

Actos violentos como asesinatos selectivos contra miembros de la oposición y subsiguientes reacciones contra el poder reemplazaron la violencia masiva de recientes protestas contra los resultados de las últimas elecciones.

Unos 240 muertos y numerosas detenciones fue el saldo de las manifestaciones de abril pasado, tras anunciar Nkurunziza su intención de presentarse a comicios por tercera vez, en violación de la Constitución local.

El candidato presidencial ganó al final con 69 por ciento de votos los comicios realizados en julio, pero la comunidad internacional ignoró ese resultado por la falta de garantías durante la celebración de la consulta.

Según fuentes periodísticas, las revueltas de burundeses contrarios a esa situación incrementaron la acción policial, principalmente contra miembros de la oposición, periodistas, defensores de los derechos humanos y familiares de todos esos sectores.

Más de 200 mil personas escaparon hacia países vecinos como Ruanda, Tanzania y República Democrática del Congo, a causa de la crisis interna, acorde con estadísticas de la Agencia de la ONU para los Refugiados.