Unión Africana aboga por cancelar deuda a países golpeados por ébola

0
490

Robert MugabeEl presidente de la Unión Africana (UA), Robert Mugabe, demandó aquí la cancelación de la deuda externa de Guinea, Liberia y Sierra Leona, los países más afectados por la epidemia de ébola en África Occidental.

El presidente de Zimbabwe intervino a nombre del bloque africano en la Conferencia Internacional de Recuperación del Ébola, foro convocado por Naciones Unidas para apoyar los esfuerzos de esos estados de cara a la derrota del brote y la superación de su devastador impacto económico.

Reiteramos la solicitud de la UA de condonar la deuda, porque dicho paso permitiría a las tres naciones concentrar los recursos en la búsqueda de resiliencia, lo cual es clave para enfrentar de manera efectiva eventuales rebrotes del virus, afirmó.

De acuerdo con Mugabe, también urge un mayor compromiso social del sector privado, sobre todo de las compañías enroladas en la extracción de recursos naturales.

«Ellas se benefician de esos recursos, por tanto deberían realizar inversiones que ayuden a construir resistencia económica y social ante las emergencias», señaló en el encuentro de alto nivel, al que asisten mandatarios y representantes de instituciones financieras y organizaciones no gubernamentales.

En su discurso, el presidente de Zimbabwe insistió además en el llamado al respaldo de la comunidad internacional a los planes de recuperación fijados por Guinea, Liberia y Sierra Leona, los cuales necesitan para su materialización unos tres mil 200 millones de dólares en los próximos dos años.

«No podemos olvidar que si el virus del Ébola no es derrotado en África Occidental, ningún lugar de este mundo interconectado estará a salvo de la epidemia», subrayó.

Según Mugabe, el apoyo a las estrategias domésticas de recuperación representaría además un escenario favorable para que los países más goleados estén en condiciones de asumir la agenda post-2015 de desarrollo sostenible.

En septiembre, los jefes de Estado o de Gobierno del planeta deben adoptar aquí ese marco de progreso en armonía con la naturaleza, para el período 2015-2030, que se basaría en el principio defendido por la ONU de no dejar a nadie atrás.

También el secretario general de Naciones Unidas y anfitrión de la conferencia, Ban Ki-moon, convocó a la solidaridad mundial con los pueblos golpeados por el brote, al que se le atribuyen desde diciembre de 2013 más de 11 mil muertos y 27 mil casos.