Unesco acoge encuentro de expertos contra el cambio climático

0
83

La 52 sesión del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC-52) comenzó hoy en la sede la Unesco en esta capital, con la presencia de expertos de todo el mundo que evaluarán las respuestas aplicadas hasta ahora.

Durante la conferencia de apertura, la directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Audrey Azoulay, destacó el compromiso del organismo en la lucha contra el cambio climático y alertó sobre las recientes mediciones de las altas temperatura alcanzadas en la Antártida, que suponen un récord histórico.

Azoulay señaló que ‘a la vista de las evidencias científicas ya no se pueden seguir ignorando las consecuencias que tienen la actuación del hombre sobre el planeta, y están constatadas por estudios científicos’.

Por su parte, Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUE), recordó que la 25 Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP25), realizada en Madrid el pasado mes de diciembre, no consiguió plasmar compromisos nacionales concretos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Recordó la necesidad de rebajar las emisiones de carbono un 7,6 por ciento anual de aquí a 2030 para tratar de frenar el calentamiento global, y pidió a todos los gobiernos ‘un compromiso firme y más esfuerzos para la acción climática’, ya que ‘existe una gran brecha entre el Acuerdo de París y la realidad actual’, aseguró.

La directora del PNUE añadió que ‘los informes dejan claro la pérdida de biodiversidad’, por lo que demandó ‘soluciones de cada país en 2020 para frenar el deterioro de la naturaleza’, señalando que este tipo de acciones ‘podrían contribuir a reducir en un tercio el efecto del cambio climático’.

Para Andersen, 2020 será un año crucial para estabilizar la temperatura y el clima, y para ello la cita de Glasgow (COP26), que tendrá lugar en noviembre, será de vital importancia para destacar que ‘la naturaleza es la base para la vida del hombre y debe ser colocada en el centro de la actividad humana’.

Por último, la ministra de Transición Ecológica de Francia, Elisabeth Borne, consideró que ‘hoy más que nunca necesitamos a la ciencia, pues la alarma climática es cada vez más acuciante’, y pidió al resto de países ‘estar a la altura de las circunstancias en los próximos 10 años’.

Frente a quienes niegan los efectos del cambio climático, Borne aseguró que no se puede negar la realidad, ‘estamos agotando las tierras y los mares, mientras vemos que los eventos climáticos excepcionales se multiplican’, y añadió que ‘nuestro modelo de producción y consumo no encaja con la urgencia que necesitamos’.

Por ello, pidió llevar a cabo ‘la mayor revolución vista nunca’, un cambio de modelo ‘más importante que la revolución industrial’, y que modifique por completo ‘el sistema de producir, de consumir, dando paso a una nueva sociedad más humana, justa, sostenible y en la que cada miembro confíe en su futuro’, afirmó.