Un sospechoso confiesa haber atacado una mezquita en Dresde “para dar ejemplo”

0
85

El sospechoso detenido por perpetrar un atentado con bomba contra una mezquita y contra un centro de congresos en Dresde ha confesado el crimen este lunes ante un tribunal y lo ha reivindicado “para dar ejemplo”. El atentado dejó daños materiales.

El hombre, de 31 años, ha explicado que colocó una bomba artesanal elaborada con un tubo dentro de un cubo con materiales inflamables y la depositó en la puerta de la mezquita el 26 septiembre de 2016. Detonó el explosivo usando un temporizador.

“Nunca quise herir a nadie ni poner sus vidas en peligro”, ha afirmado durante la vista tras ser acusado de intento de asesinato. El sospechoso ha relatado que hubo una gran detonación y se produjo una bola de fuego. “Solo quería dar ejemplo”, ha argumentado.

Así, ha asegurado que al no ver luces en el edificio pensó que estaría vacío. Más tarde se enteró que la familia del imán estaba dentro del inmueble. “Quiero decir con vehemencia que lamento lo que pasó”, dijo.

Desde el primer momento se sospechó del móvil xenófobo y una oleada de indignación recorrió el país. El detenido trabaja instalando sistemas de ventilación y ha participado como orador en actos del movimiento xenófobo alemán Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (PEGIDA).