Un líder parlamentario de Kenia equipara la homosexualidad con “terrorismo”

0
140

Aden DualeEl máximo responsable del partido gobernante de Kenia en el Parlamento, Aden Duale, ha reclamado una ley similar a la de Uganda para prohibir la homosexualidad, ya que considera que la atracción por personas del mismo sexo es “tan grave como el terrorismo”.

   “¿No podemos ser lo suficientemente valientes, viendo que somos un estado soberano, y prohibir a los gays y lesbianas como ha hecho Uganda?”, ha preguntado el legislador Alois Lentoimaga en referencia a la ley aprobada por el Parlamento ugandés hace unos meses que incluía cadena perpetua para los homosexuales “que reincidan”.

Lentomaiga ha realizado esta pregunta en representación de un grupo parlamentario que ha exigido el endurecimiento de las leyes contra los homosexuales.

Por su parte, Duale ha reconocido que el Gobierno tiene que “hacer frente a este asunto” de la forma en la que se enfrenta al terrorismo. “Es tan grave como el terrorismo. Es tan grave como cualquier otro mal social”, ha subrayado.

Sin embargo, ha precisado que la Constitución keniana y su código penal disponen de suficientes castigo contra los homosexuales, por lo que no se prevé que el Gobierno promueva un endurecimiento de las penas en estos casos.

En este sentido, Duale ha explicado que desde 2010 las autoridades kenianas han investigado hasta 595 supuestos casos de homosexualidad y que los tribunales han decidido sus condenas. Además  ha asegurado que la Policía no ha encontrado ninguna organización que promueva o defienda la homosexualidad.

“No necesitamos tomar el camino ugandés, tenemos la Constitución y el código penal para hacer frente a la homosexualidad, así que este debate se ha acabado, no promulgaremos leyes más duras”, ha subrayado Duale en declaraciones a Reuters después de la sesión parlamentaria.

La homosexualidad es un tabú en la mayoría de los países de África e ilegal en 37 de ellos. Los gays, lesbianas y bisexuales de estos países se enfrentan a violencia, pérdida de trabajos y condenas a prisión si declaran abiertamente su condición sexual.