Un antiguo alto cargo es condenado a 30 años de cárcel por el genocidio ruandés

0
238

bandoraEl Tribunal Supremo de Ruanda ha condenado a 30 años de cárcel al antiguo empresario y alto cargo del Movimiento Revolucionario Nacional para el Desarrollo (MRND) Charles Bandora por su responsabilidad en el genocidio de 1994, en el que murieron unas 800.000 personas.

Bandora, que en su momento ocupó un puesto de relevancia en el MRND, ha negado haber estado involucrado en el genocidio y su complicidad en el intento de exterminar a la minoría tutsi.

Los tres jueces que han llevado este caso han considerado culpable a Bandora de conspirar y perpetrar los asesinatos de entre 500 y 600 tutsis que se habían refugiado en la parroquia de Ruhuha, en el distrito de Bugesera, durante el genocidio.

La fiscalía ha indicado que Bandora participó en un encuentro en abril de 1994 con varios empresarios y miembros del entonces partido gobernante, durante el que se realizó una lista de los tutsis que deberían ser ejecutados.

Después de este encuentro, los empresarios empezaron a distribuir machetes a la multitud que se agolpaba a la salida del edificio en el que se acababan de encontrar, según la versión dada por los fiscales.

Bandora niega los testimonios

Por su parte Bandora, que ha comparecido ante el tribunal con el uniforme rosa de los presos ruandeses, ha asegurado que los testimonios en su contra han sido falsos. “Apelo –contra el veredicto– y quiero ser grabado”, ha solicitado.

El condenado fue arrestado en Noruega en junio de 2010 y extraditado a Ruanda en marzo de 2013. Además de los que se enfrentarán a juicio en Ruanda, otros serán juzgados por el Tribunal Criminal Internacional para Ruanda (ICTR) en Tanzania, Francia y Alemania.