Uganda considera útil acceso de refugiados a la educación

0
558
El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, destacó hoy la utilidad de que los refugiados accedan a los servicios educacionales, lo cual repercutirá luego en sus respectivos países.

En la inauguración de la cumbre de la Solidaridad con los Refugiados que sesiona en esta capital, Museveni alertó de que ‘negar la educación a los niños refugiados les expone a una doble tragedia’.

El mandatario ejemplificó con lo positivo que resultó que en la década de 1960 Kampala acogió a desplazados ruandeses que escaparon del genocidio y, debido a que tuvieron acceso a la educación, después fueron útiles en el desarrollo de su país.

Al evento asistieron el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y el representante del Alto Comisionado de ONU para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi.

‘Cuando los refugiados ruandeses llegaron en la década de 1960, algunos de ellos eran niños, como el presidente de Ruanda, Paul Kagame, pero debido a que recibieron educación, se hicieron útiles cuando regresaron a su país’, agregó Museveni.

‘Las familias perdieron sus propiedades en sus países de origen (…) pero no permitamos que pierdan la oportunidad de ser educados’, apuntó el presidente al referirse al acceso a la instrucción de miles de refugiados sursudaneses que llegan a Uganda.

Museveni, junto a decenas de líderes mundiales presentes en la cumbre, demandó a la comunidad internacional coexistir con los refugiados, quienes ‘traen habilidades y capital y pueden participar en sectores económicos’ del país que les acoge.

‘El modelo pionero de acogida e integración de refugiados en Uganda, con el que los refugiados tienen acceso a servicios sociales básicos -como educación y sanidad-, se ha visto desbordado ante la llegada masiva de sursudaneses’, según medios de prensa al abordar las consecuencias de la guerra en ese Estado.

La violencia en Sudán del Sur estalló en diciembre de 2013, más de 1,8 millones de sursudaneses cruzaron a los países vecinos y solo en el último año la población de refugiados en Uganda pasó de 500 mil a más de 1,25 millones de personas, apuntaron los medios.