UE y Marruecos quieren asegurar la aplicación del acuerdo agrícola

0
486

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y el ministro delegado de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, han acordado este martes que ambas partes tomarán «medidas apropiadas» si son necesarias «para asegurar la plena aplicación» del acuerdo agrícola.

El Tribunal de Justicia de la UE revocó en diciembre la sentencia en primera instancia que anuló parcialmente el acuerdo tras dejar claro que el mismo «no se aplica al territorio del Sáhara Occidental», que es un territorio «separado y distinto» y avaló así la validez del acuerdo, dando la razón a los gobiernos europeos que recurrieron su anulación parcial.

Ambas partes han reconocido «la importancia de mantener relaciones comerciales estables» y han acordado que sus equipos técnicos se reúnan «pronto para elaborar en detalle la vía a seguir», según han explicado en un comunicado conjunto al término del encuentro que han mantenido en Bruselas para abordar la evolución de las relaciones bilaterales tras el fallo judicial, en parte del cual también ha asistido el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

«A la espera de la conclusión de estas discusiones, se tomarán medidas apropiadas si es necesario para asegurar la aplicación del acuerdo de libre cambio de productos agrícolas transformados y productos de pesca entre la Unión Europea y Marruecos en vigor y preservar el acervo de la asociación en este ámbito», han precisado Mogherini y Bourita, que han dejado clara «la importancia estratégica» de las relaciones entre la UE y Marruecos.

La jefa de la diplomacia europea ya explicó a mediados de enero que los servicios jurídicos europeos todavía están analizando «todas las consecuencias diferentes» derivadas del fallo judicial.

El encuentro se produce después de que el Gobierno marroquí amenazara ayer a la Unión Europea con interrumpir las relaciones comerciales y las medidas para frenar la inmigración si el bloque no cumple con el acuerdo agrícola y persiste en su debate sobre el Sáhara Occidental en señal de malestar después de que el comisario de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, reconociera «la condición jurídica distinta y separada del territorio del Sáhara Occidental con arreglo alDerecho Internacional», en una respuesta parlamentaria el 31 de enero del grupo de los verdes.