UA y ONU afirman compromiso con reforzamiento de alianza estratégica

0
128
La Unión Africana (UA) y Naciones Unidas expresaron su compromiso de seguir profundizando la asociación estratégica entre las dos organizaciones, se conoció hoy.

Un comunicado emitido por el bloque comunitario detalló que tanto el presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, como el secretario general de la ONU, António Guterres, destacaron la importancia de los mecanismos multilaterales como instrumentos para una gobernanza eficaz en el abordaje de cuestiones de relevancia mundial.

La segunda Conferencia Anual examinó la aplicación del marco conjunto para una colaboración reforzada en materia de paz y seguridad, y acogió con satisfacción los progresos realizados hasta el momento.

También respaldó el Plan de Acción de la UA-ONU para la Aplicación de la Agenda 2063 y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Los representantes de los dos entes mostraron interés por mejorar la coordinación en la búsqueda de soluciones para los retos actuales y futuros, basados en los principios de complementariedad, ventaja comparativa y reparto de responsabilidades.

Todo ello permitirá responder de manera temprana, coherente y decisiva con miras a prevenir, gestionar y resolver conflictos, puntualizó el texto difundido por la Unión.

En la cita bilateral se expresó profunda preocupación por las incertidumbres en torno a la evolución del orden mundial, las divisiones en las relaciones y el impacto negativo en la estabilidad.

De ahí que Mahamat y Guterres resaltaron la necesidad de adherirse a las normas, principios y estatutos establecidos e instaron a los diversos actores a acogerse a un enfoque amplio, integrado y coordinado para la prevención de guerras.

En opinión de los altos funcionarios, jamás se podrán resolver los diferendos si antes de ir a las armas no se estudian profundamente las causas, a partir del fortaleciendo de los procesos políticos y el respeto del estado de derecho.

La Conferencia también examinó los focos de conflicto en el continente africano, a saber, Burundi, la República Centroafricana, la cuenca del Lago Chad, las Comoras, la República Democrática del Congo, Madagascar, Malí y el Sahel, Somalia y Sur Sudán.

Al respecto, se acordó aumentar el apoyo conjunto, en estrecha cooperación con las Comunidades Económicas Regionales.

Los líderes hicieron un llamado a tomar medidas enérgicas para aliviar las crisis humanitarias, los riesgos y la vulnerabilidad en las comunidades afectadas.

Acogieron con beneplácito el diálogo continuo en cuanto a la implementación del Plan de Apoyo de Sahel desarrollado como parte de la recalibración de la Estrategia Integrada de las Naciones Unidas hacia esa región.

El presidente de la Comisión informó al secretario general sobre las importantes decisiones adoptadas por la Asamblea de la UA en su sesión ordinaria en Nouakchott, Mauritania, sobre el Sáhara Occidental y los conflictos de Libia.

Rindieron homenaje a los territorios que aportan contingentes y fuerzas de policía a la Unión Africana y al personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas ‘por su sacrificio y su continuo apego a las normas de seguridad’.

Asimismo, renovaron el compromiso con una financiación previsible, sostenible y flexible para las Operaciones de Apoyo a la Paz, dirigidas por la Unión y autorizadas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, acogieron con beneplácito los importantes avances logrados en la revitalización del Fondo de Paz de la UA, así como los esfuerzos en curso para establecer su estructura de gobernanza y gestión.

En la reunión, se examinó el progreso en los procesos de reforma institucional de ambas organizaciones con el objetivo de mejorar la capacidad de respuesta a las necesidades y aspiraciones de los Estados miembros, y garantizar que sean adecuadas y tengan las capacidades para abordar los desafíos contemporáneos.

Mahamat y Guterres acordaron convocar la próxima Conferencia Anual en Nueva York en 2019, y un encuentro al margen de la Asamblea General y la Cumbre de la UA, con el objetivo de hacer un balance del decursar de la alianza.