UA condena proliferación de armas y deterioro de situación en Libia

0
351
El Comité de alto nivel de la Unión Africana (UA) en Libia condenó el ingreso adicional de armas al país y expresó profunda preocupación por la situación de seguridad.
La entidad concluyó su quinta reunión en la sede de la UA en Addis Abeba, según un comunicado del bloque panafricano.

Tras señalar que Libia tiene más de 20 millones de armas y ya no necesita más, los participantes en la cita instaron a todos los actores regionales e internacionales a detener el suministro, de acuerdo con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, pedieron a las partes interesadas que involucren positivamente a todos ​​para apoyar una resolución política en la nación del norte de África.

Subrayaron el imperativo de que los activos de Libia permanezcan congelados y con una administración profesional a fin de evitar su depreciación, eventual pérdida y garantizar el derecho del estado a este efecto.

Los participantes en la reunión manifestaron su preocupación por el deterioro de la situación en Sabha, en el sur libio, con la proliferación de grupos armados y actividades delictivas.

Asimismo, reafirmaron el pleno apoyo a la unidad y condenaron cualquier acto que pueda conducir a divisiones basadas en el origen étnico o las afiliaciones tribales.

Reafirmaron su total rechazo al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, y reiteraron la convicción de que no puede haber una solución militar al conflicto en Libia.

Al expresar su apoyo al diálogo político liderado por las Naciones Unidas, la UA hizo hincapié en la necesidad de crear condiciones políticas y de seguridad para la realización de las elecciones previstas, incluida la promoción de la reconciliación nacional.

El ente subrayó la importancia del papel de los países vecinos en la búsqueda de una solución duradera, teniendo en cuenta el impacto regional de la crisis, particularmente en términos de seguridad, flujo de armas y migrantes.

En ese sentido, acogió con satisfacción los esfuerzos para construir un ejército nacional unificado de Libia y abordar así de manera efectiva la situación de inestabilidad en el sur del país.

Como conclusión, pidió esfuerzos continuos para asegurar una coordinación efectiva entre la UA y la ONU, en el marco de la asociación entre las dos organizaciones en el área de paz y seguridad.

El territorio libio se vio envuelto en una guerra civil después de la caída y muerte del líder de larga data, Muammer Gadhafi, en 2011.