UA avanza en gestión responsable de recursos y autofinanciación

0
266
La Unión Africana (UA) avanza en estrategias para garantizar estándares de responsabilidad y uso juicioso de los recursos, en línea con pautas enfocadas hacia la autofinanciación.
‘Nos guiamos por nuevas reglas que permitirán abordar de manera decisiva cuestiones de baja tasa de ejecución, identificación de desperfectos en departamentos u órganos, así como en las vías para garantizar el pleno cumplimiento de las normas y reglamentos presupuestarios de la Unión’, afirmó el vicepresidente de la Comisión, Kwesi Quartey.

Sin estos elementos a la orden del día, será imposible sostener proyectos emblemáticos o tener un mayor impacto en la prestación de servicios a la ciudadanía del continente, aseguró Quartey.

La mayor parte de los gastos para 2019 se destinarán a las operaciones de apoyo a la paz; los Estados miembros contribuirán con el 46 por ciento mientras el saldo restante del 54 por ciento será soportado por los socios de desarrollo.

Antes, la dependencia abarcaba el 70 por ciento, puntualizó el alto funcionario; ‘hay una creciente confianza en la capacidad para sostener nuestra agenda. El impulso en la implementación de la decisión del 0,2 por ciento del impuesto es muy positivo y, de hecho, al observar las contribuciones al fondo de paz que utilizan este mecanismo, podemos decir que es la más alta de la historia’, añadió el vicetitular.

Otras áreas que se priorizarán para el año próximo serán el desarrollo de la infraestructura, al impulsar los programas de integración regional a través de proyectos clave como el Área de Libre Comercio, el transporte aéreo único, el pasaporte africano y la libre circulación de personas.

También se prestará más atención a la expansión de la educación y las capacidades, la energía y la salud, en particular la plena operatividad del CDC de África, encargado de gestionar y evaluar los patrones de afecciones sanitarias, y la igualdad de género.

Con los esfuerzos puestos en práctica en la lucha contra la corrupción y los flujos financieros ilícitos, podremos aumentar y mejorar las perspectivas de una independencia económica adecuada, en correspondencia con la idea de crecimiento sostenible, concluyó Quartey.