Túnez pide cooperación en el norte de África frente a los yihadistas

0
314

Combatientes del extremista Estado IslámicoEl ministro de Defensa de Túnez, Farhat Hachani, ha asegurado este martes que los países del norte de África tienen que cooperar para detener a los combatientes del Estado Islámico que abandonan Sirte, su bastión en Libia, y así evitar que causen problemas en sus países de origen.

Las fuerzas libias que cuentan con el apoyo del Gobierno de unidad respaldado por Naciones Unidas comenzaron su campaña para retomar Sirte en mayo y están logrando avanzar hasta las últimas áreas bajo el control de los terroristas, algo que está provocando que muchos combatientes abandonen la zona ante la pérdida de territorios.

Para Túnez, uno de sus principales problemas son los cerca de 4.000 ciudadanos que fueron a combatir junto a los yihadistas y ahora las autoridades temen que vuelvan al país y que tomen por la fuerza algunos territorios.

“El peligro es real. Aquellos que están abandonando Sirte se están dirigiendo hacia el sur con el objetivo de unirse a Boko Haram, pero también hay algunos que están viajando hacia el oeste”, ha comentado Hachani en una reunión de responsables militares y de defensa que se ha celebrado en París.

“Pero no hay una estrategia regional. Los países vecinos están manejando la situación día a día en los aspectos militares y de seguridad pero con las leyes antiterroristas se necesita demostrar que alguien ha estado en un campamento o luchando en las filas yihadistas”, ha añadido tras remarcar que la cooperación internacional “no está a la altura del peligro”.

“Estamos en un momento decisivo. Las amenazas son un peligro para toda la región. Tenemos que cooperar antes de que se hunda el barco”, ha comentado Hachani. Por otro lado, su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, ha secundado la idea de un plan regional.

“Simplemente, no desaparecen, así que hay un riesgo ahí y solo una cooperación real entre todos los países nos permitirá hacer frente a esa amenaza”, ha remarcado Le Drian.