Túnez asegura que no ha obstaculizado el proceso de deportación de solicitantes de asilo

0
755

El primer ministro de Túnez, Youssef Chahed, ha insistido este martes en que las autoridades tunecinas no han obstaculizado el proceso de deportación de solicitantes de asilo desde Europa, lo que incluye el caso de Anis Amri, el terrorista que llevó a cabo en diciembre el atentado contra un mercadillo de Navidad en Berlín.

El Gobierno alemán criticó la actitud de las autoridades tunecinas después de detectar fallos en el sistema en un intento por gestionar la repatriación de Amri, cuya solicitud de asilo había sido denegada seis meses antes del atentando.

«El mayor problema para Europa son aquellos refugiados que llegan a Italia desde Libia», ha indicado Chahed, que ha señalado que la cooperación con las autoridades alemanas en materia de asilo está funcionando correctamente.

El dirigente tunecino ha instado a las autoridades de Alemania a proporcionar los documentos necesarios para deportar a aquellos inmigrantes que no logren asilo en el país europeo. «Los inmigrantes ilegales que utilizan documentación falsa dificultan y prolongan el proceso», ha afirmado.

Chahed también ha indicado que Túnez no ha dispuesto sus propios centros de asilo en el país para ayudar a las autoridades europeas a lidiar con el flujo de inmigración.

«Túnez es una democracia muy joven, no creo que tengamos la capacidad de ofrecer refugio en campos de refugiados», ha asegurado Chahed sobre la posibilidad de construir instalaciones en el país con ayuda europea.

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha enfrentado a duras críticas por sus políticas migratorias de puertas abiertas, las cuales han favorecido la entrada en el país de más de 1 millón de personas durante los dos últimos dos años. Actualmente Merkel necesita la colaboración de países como Túnez para acelerar las deportaciones.