Túnez anuncia medidas para garantizar la seguridad en las legislativas

0
362

ministere_interieur450Un total de 92.000 agentes se encargarán de la seguridad del proceso electoral durante el próximo fin de semana, según afirmó hoy el ministro tunecino de Interior, Lotfi Ben Yedú.

Serán al menos 46.000 policías y «otros tantos militares» los que se encargarán de la seguridad en los colegios electorales el próximo domingo 26, dijo Ben Yedú, citado por la agencia TAP, durante una visita a Sidi Bu Zid, la ciudad del centro-sur famosa por ser allí donde arrancó la «primavera árabe».

El responsable de Interior añadió que los agentes y militares se ocuparán no solo de la seguridad del interior y exterior de los centros de voto, sino también de distribuir el material electoral desde la jornada de reflexión, el próximo sábado 25.

El ministro dijo también que se han «diseñado itinerarios» tanto para esos cometidos como «otros itinerarios alternativos» en caso de «contratiempos» durante el próximo fin de semana.

Por otra parte, a partir de hoy se aplica la prohibición de aparcar automóviles en la avenida de Habib Bourguiba, principal arteria de la capital, en la que se encuentra la sede del ministerio de Interior, y que ha sido el epicentro de las movilizaciones sociales que acabaron con el régimen de Ben Ali.

El ministerio de Interior dispuso vallas o jardineras con plantas y flores a lo largo de toda la avenida en la que también se encuentra la embajada de Francia, impidiendo así el estacionamiento de vehículos.

La autoridades tunecinas, gubernamentales, militares y sindicales vienen recordando la posibilidad de que grupos de extremistas religiosos cometan un atentado en estas fechas electorales.

Desde el pasado verano han sido desarticulados varios grupos de supuestos terroristas que se preparaban para hacer descarrilar el proceso electoral.

El último de esos grupos, dirigido por una estudiante de medicina, fue detenido la pasada semana en el barrio de Le Kram, a 14 kilómetros del centro de la capital.

La situación de continua crisis y violencia en la vecina Libia, así como la existencia de grupos de yihadistas en zonas montañosas fronterizas conArgelia obligan al gobierno a desplegar el máximo de esfuerzos ante los comicios.