Tropas de Burkina Faso podrían operar en Mali

0
580
El presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, dijo que podría permitir a las fuerzas de Burkina Faso perseguir a los combatientes extremistas, cuando huyan a través de la frontera a este país.

La declaración de Boubacar Keita sucede a un ataque lanzado el viernes por los extremistas contra una dependencia militar burkinabé, que causó la muerte de 12 soldados, apuntó el sitio digital timeslive.co.za.

Alrededor de 40 combatientes asaltaron una base a unos 30 kilómetros de la frontera entre Burkina Faso y Mali el pasado viernes, lo que las autoridades identificaron como la mayor acción terrorista de ese tipo perpetrada contra el Ejército.

Ese fue el segundo asedio significativo directo contra las fuerzas armadas, desde que los grupos integristas aparecieron en el país a principios de 2015, en su mayoría con ataques en el norte, cerca de las fronteras de Mali con Níger.

El presidente de Mali se detuvo en Ouagadougou, la capital burkinabé, en su camino de regreso de una reunión cumbre en Nigeria para mostrar su apoyo a las autoridades de Burkina Faso después del ataque.

‘No cabe duda de que esas personas vienen a matar con impunidad en Burkina y luego ciertamente no van a encontrar refugio seguro en Mali’, expresó Boubacar Keita a periodistas mientras se encontraba junto al presidente burkinabé, Roch Marc Christian Kabore.

‘Así que esta será una de las cosas que veremos en los próximos días’, expresó el visitante a su anfitrión.

En esa línea, el apoyo maliense resultaría decisivo toda vez que el norte de Mali es considerado abrigo de grupos ligados con Al Qaeda en el Magreb Islámico, que controlaron varias poblaciones antes de dispersarlos la operación franco-africana Serval en 2013.

No obstante, a los extremistas nunca se les derrotó totalmente, sólo se les desplazó, y continúan atacando, en el norte del país, donde grandes áreas permancen fuera del control del gobierno.

‘En enero de este año, 30 personas murieron cuando los combatientes de Al Qaeda en el Magreb Islámico atacaron un hotel y un café popular entre los occidentales en el corazón de Ouagadougou’, recordó la prensa maliense.