Tropas burkinabesas impiden fuga de involucrados en intento golpista

0
452

yacouba-isaac-zidaEfectivos burkinabeses impidieron este domingo la fuga desde una cárcel capitalina de varios ex militares acusados de un intento de golpe de estado el 16 de septiembre pasado, informó hoy el Gobierno de Transición (GT).

Un grupo de jóvenes soldados protagonizó la fallida escapada de los prisioneros, entre ellos los generales Djibril Bassolé y Gilbert Dienderé, investigados por su vinculación con la asonada, que fue abortada por tropas leales al ejecutivo, explicó el primer ministro, Yacouba Isaac Zida.

Los autores del intento de fuga pretendían liberar y restituir en sus cargos a esos ex oficiales, sobre todo a Dienderé, quien lideró la intentona golpista desde su puesto como jefe del Regimiento de Seguridad Presidencial (RSP), disuelto luego por el GT.

Zida calificó de absurda la acción de este domingo, en la que participaron 24 uniformados, y aseguró que sus gestores responderán ante la ley igual que los protagonistas del intento de asonada, que secuestraron en aquella ocasión al Presidente del GT, Michel Kafando, y a varios ministros.

Unos 15 muertos fue el saldo de los enfrentamientos entre los golpistas, apoyados por efectivos del RSP, contra las tropas aliadas al ejecutivo provisional, instalado en el poder en octubre del pasado 2014 tras una revuelta popular que derrocó al gobierno del entonces presidente, Blaise Compaoré.

Un grupo de 52 personas, 43 de ellas ya detenidas, son procesadas por su participación o complicidad con aquellos hechos, comunicó, por su parte, el director de Justicia Militar, Sita Sangare.

Dienderé, ex jefe de Estado Mayor del Ejército durante el Gobierno de Campaoré, es acusado, además, de crímenes contra la humanidad y de presunta complicidad en el asesinato en 1987 del presidente Thomas Sankara durante un golpe de Estado liderado por Compaoré.

Al militar se le culpa de ultimar al entonces Presidente y de ocultar el cadáver, según un reciente comunicado del GP, que gobernará hasta que asuma el poder el nuevo presidente burkinabé, Roch Marc Christian Kaboré, electo en los comicios del 29 de noviembre último.

El gobierno autorizó en marzo último la exhumación del cadáver de Sankara, luego de varios años de rechazo oficial ante reclamaciones de familiares y allegados para determinar el origen de su muerte.

Una autopsia practicada a los restos reveló que el fallecimiento fue a causa de diez tiros en el pecho, la cabeza y las piernas de Sankara.