Tribunal civil marroquí aplaza juicio contra patriotas saharauies

0
388
El tribunal marroquí que procesa a 24 luchadores independentistas saharauies por los sucesos en 2010 en el campamento de Gdeim Izik, aplazó el juicio hasta el próximo 11 de julio, informó hoy el sitio Sahara Press Service.

La decisión de prorrogar el actual proceso, seguido ahora por un jurado civil tras revocarse una sentencia de un anterior tribunal militar por la muerte de 11 agentes en aquellos hechos, fue asumida en ausencia de los presos y de sus defensores, añadió la fuente.

Observadores critican irregularidades de juicio contra saharauies

El tribunal de Marruecos, que ocupa de modo ilegal gran parte del territorio saharaui desde la retirada de España en 1975, invirtió dos semanas en la última sesión del juicio, durante la cual ensayó diversas acusaciones penales para concederle un carácter criminal a un hecho que en realidad es político, subrayó la publicación.

Los observadores internacionales en el nuevo juicio, por su parte, criticaron a principios de junio en un comunicado las ‘múltiples irregularidades’ del proceso, luego de varios aplazamientos.

El grupo argumentó que este tribunal civil, tras revocarse una sentencia del anterior (militar), de entre 20 años a cadena perpetua, ‘no tiene jurisdicción territorial’, ya que los hechos ocurrieron en territorio saharaui y no en Marruecos.

Además, según la declaración de los observadores, ‘no está claro si el juicio constituye un procedimiento de primera o de segunda instancia’, lo cual debe especificarse ‘porque las reglas procesales aplicables son distintas’, entre ellas ‘la admisión de nuevas pruebas y testigos’.

Los expertos cuestionaron también la no admisión por el Tribunal de Apelación de Salé (localidad próxima a Rabat) del dictamen de la Comisión contra la Tortura de la ONU; así como la defensa de los acusados, designada de oficio por el Tribunal el 16 de mayo, que asumió sin contactar a los acusados ni estudiar el expediente.

La declaración de los observadores censuró además lo que calificó como ‘dilaciones indebidas: juicio militar en febrero de 2013; casación en Julio de 2016; mientras el nuevo juicio empezó el 26 de diciembre y ya estamos por la quinta reanudación de las sesiones’.

También denunciaron ‘la detención arbitraria de los 24, que ya dura 6 años y medio, sobre la base de una sentencia anulada por el Tribunal de Casación: violación del derecho a la presunción de inocencia’.

El Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RADS), por su parte, reclamó ‘la libertad inmediata y sin condiciones’ de los presos y denunció ‘las reiteradas violaciones de los derechos humanos en cárceles locales y en los territorios ocupados’.