También Gambia se retira de la Corte Penal Internacional

0
494
Yaya  JammehGambia se convirtió en el tercer Estado africano que decidió retirarse de la Corte Penal Internacional (CPI), anunció el ministro de Información, Sheriff Bojang, para continuar así los pasos de Sudáfrica y Burundi.

El viernes Sudáfrica indicó que saldrá de la jurisdicción del tribunal con sede en La Haya, Holanda. ‘Desde el martes 24 de octubre de 2016, ya no somos parte de la CPI y hemos iniciado todo el proceso estipulado en los estatutos fundacionales de la Corte Penal Internacional’, precisó el ministro en un mensaje difundido por la televisión pública, y amplificado hoy por otros medios de difusión y en las redes sociales.

Burundi y Sudáfrica anunciaron que abandonarán el tribunal, órgano internacional que juzga a los presuntos autores de genocidios, crímenes contra la humanidad y de guerra, pero los países africanos consideran que existe desequilibrio en cuanto a quiénes se les abre proceso.

‘Hay muchos países occidentales, al menos 30, que han cometido crímenes de guerra contra Estados soberanos y sus ciudadanos desde la creación de la CPI y ningún criminal de guerra occidental ha sido imputado’, subrayó el ministro Bojang.

‘Gambia llevó a la Unión Europea ante la CPI hace un año por el genocidio de miles de jóvenes africanos en aguas europeas y desde entonces no hemos sabido nada de la Corte Penal Internacional’, acotó el titular.

Este país intentó, sin lograrlo, convencer al tribunal de que abriera una causa contra los países de la Unión Europea por la muerte de miles de migrantes que tratan de llegar a sus costas.

Miles de jóvenes africanos que buscan un futuro mejor perecen en las costas europeas cada semana, declaró el titular.

‘¿Pero por qué crimen? Porque son negros y africanos que quieren migrar a Europa en busca de una vida mejor, como lo hicieron los europeos hace cientos de años cuando estaban en una situación de pobreza miserable e invadieron África, Asia y otras regiones’, citaron los medios.

Por su parte, Sudán llamó a otros países de este continente adscritos a la Corte a que salgan de la jurisdicción del tribunal de La Haya, que calificó de ‘un nuevo instrumento colonial’.