Suspendida la votación en varios colegios electorales de Uganda

0
472
Electoral officials count votes at a polling station in Uganda's capital Kampala February 18, 2016 as voting closes. REUTERS/James Akena - RTX27JPD

La comisión electoral de Uganda ha suspendido este jueves la votación en varios colegios electorales, asegurando que el proceso continuará en los mismos durante la jornada del viernes, según ha informado la emisora Radio France Internationale.

Según estas informaciones, estarían afectados por la decisión catorce colegios electorales de la capital, Kampala, y otros 22 en el distrito de Wakiso, ubicado al oeste de la capital.

La apertura de los colegios electorales estuvo marcada por los problemas, y muchos de ellos abrieron tarde, algunos de ellos con retrasos de hasta más de dos horas.

Asimismo, la jornada ha tenido como acontecimiento más relevante la breve detención del candidato opositor Kizza Besigye cuando protestaba frente a una vivienda en la que ha denunciado que se estaba produciendo fraude electoral.

Besigye fue detenido por los agentes cuando se encontraba con varios seguidores frente a una vivienda en Naguru, un barrio de Kampala. En el inmueble, según los opositores, se estaba registrando un episodio de fraude electoral.

La detención ha sido criticada por el Gobierno de Estados Unidos, que ha subrayado que «una acción así pone en duda el compromiso de Uganda con un proceso electoral transparente y libre».

El presidente, Yoweri Museveni, quien lleva 30 años en el poder, parte como principal favorito, si bien los analistas apuntan a que éstas podrían ser las elecciones más igualadas hasta la fecha.

Besigye, que fue el médico personal de Museveni a principios de los años 1980 y que se enfrenta a él por cuarta ocasión, es popular en las zonas urbanas, donde hay un fuerte desempleo juvenil.

Otro antiguo aliado de Museveni convertido en rival, el exprimer ministro Amama Mbabazi, también ha conseguido convocar grandes mítines y espera atraer el apoyo de miembros desafectos del partido del presidente, el Movimiento de Resistencia Nacional (NRM).

Sin embargo, el mensaje de Museveni de un progreso lento pero firme parece todavía contar con el respaldo de los votantes de las zonas rurales y los analistas señalan que ha construido un sistema de patronaje donde buena parte de la burocracia del país se siente en deuda con el presidente.