Suspenden diálogo entre gobierno de Burundi y opositores

0
793

Gobierno-Burundi-rechaza-conversaciones-oposicion_TINIMA20160105_0156_5Las conversaciones entre el gobierno y la oposición de Burundi, previstas para retomarse el lunes en Arusha, Tanzania, quedaron suspendidas, según informaron fuentes de ese país, citadas hoy aquí por medios radiales.

«Las consultas para comenzar el diálogo no han tenido lugar. Las modalidades del encuentro no han sido consensuadas», admitieron las autoridades tanzanas, mediadoras del diálogo.

La pasada semana el Gobierno reafirmó que sin invitación para dar a conocer su delegación, declinaba participar en las conversaciones para poner punto final a la crisis política que corroe a Burundi desde hace un año.

«El gobierno burundés debe ser consultado (porque) nosotros tenemos que dar a conocer las personas convidadas, así como la fecha y el lugar» de las conversaciones, declaró en la ocasión el portavoz presidencial Willy Nyamitwe.

Según el vocero, Bujumbura también aguarda por «una invitación oficial», sin la cual el Gobierno considera necesariamente que lo que se dice es «una conspiración o un rumor».

El expresidente tanzano Benjamin Mkapa, nuevo mediador de la crisis burundesa, anunció en Twitter que sería retomado el diálogo del 2 al 6 de mayo en Arusha. Trascendió que ahora se programará para fines de mes.

Aseguró que «todas las partes interesadas deben estar presentes en la sesión de apertura».

La situación de seguridad en Burundi se deterioró en los últimos meses y se revivieron temores sobre un nuevo conflicto tras la reelección del presidente Pierre Nkurunziza, en julio de 2015.

Anteriormente, el 13 de mayo de ese año, el general Godefroid Niyombare, exjefe del servicio de inteligencia, anunciaba la destitución del «hombre fuerte» del país. La intentona de tres días resultó sofocada con la detención de 18 militares de alta graduación.

El tercer periodo en el poder de Nkurunziza es rechazado por la oposición al argumentar que viola la Constitución y el pacto de Arusha que puso fin a la guerra civil.

Los resultados electorales no han sido reconocidos por la comunidad internacional, que argumenta falta de garantías en su realización.

Desde esos comicios no ha cesado la violencia en este país sin salida al mar.