Superlianza Nacional de Kenia en guerra con el embajadores de EE.UU.

0
234
La guerra verbal entre opositores kenianos y los embajadores de Estados Unidos y potencias occidentales escaló tras la Superlianza Nacional (NASA, por sus siglas en inglés) acusar a los diplomáticos de favorecer al presidente Uhuru Kenyatta.

Los embajadores han ido más allá de la interferencia en el proceso electoral keniano y sus opiniones han devenido una participación abierta en la batalla, afirmó uno de los consejeros del líder opositor Raila Odinga, quien se abstuvo de participar en la reedición de los comicios por considerarlos fraudulentos de antemano.

Los diplomáticos acusaron a Odinga de ‘avivar y amenazar con la violencia (y de) utilizar métodos extracontitucionales para adueñarse del poder’ y ‘más que promover la curación pacífica, esta condena de Raila conducirá a una incrementada radicalización de ambas partes’.

Odinga, candidato presidencial fallido en tres ocasiones, logró la anulación de la primera vuelta de las elecciones generales en agosto con un recurso ante el Tribunal Supremo basado en manipulación fraudulenta de la transmisión de los resultados en favor de Kenyatta. Sin embargo, sus demandas ante la misma instancia de destituir y arrestar a la directiva de la Comisión Nacional Electoral, abrogar la ley que rige los comicios y elaborar una nueva no prosperaron y Kenyatta arrasó en la votación, a la que asistió un bajo por ciento de los empadronados.

El líder de la NASA juró como ‘presidente legítimo’ en una ceremonia celebrada a fines del mes pasado en un parque de esta capital a pesar de advertencias de las autoridades de que hacerlo constituye delito de sedición sancionado hasta con la pena capital.

Desde entonces varios participantes en la juramentación de Odinga han sido arrestados o marchado al exilio por temor a represalias.

La colisión entre la NASA y los jefes de sedes diplomáticas occidentales estalló el sábado cuando los segundos sugirieron a Odinga que reconozca la presidencia de Kenyatta para allanar el camino a negociaciones.

El líder opositor reaccionó con un acerbo comunicado en el cual recordó a los diplomáticos que Kenya nunca ha indicado a los estadounidenses quién debe ser su presidente, ni a los alemanes qué canciller (jefe de gobierno) elegir.

Los comicios generales kenianos estuvieron marcados por una clara polarización de ambas posturas y en los días previos y posteriores a la votación ocurrieron protestas antigubernamentales en las cuales murieron decenas de personas, se recordó.

La animosidad entre ambos contendientes hace temer una repetición de los disturbios de 2007 por la misma causa en los cuales murieron unas mil 200 personas.