Sudán rechaza renovación de viejas sanciones por Estados Unidos

0
419

Omar Hassan al-BashirEl gobierno de Sudán reaccionó con sorpresa ante el anuncio de la renovación de anteriores sanciones económicas de Estados Unidos en vigor desde 1997 contra este país, según un comunicado oficial divulgado aquí.

Nada justifica lo que en la práctica son simples presiones económicas, dice la nota oficial del Ministerio de Negocios Extranjeros difundida por la emisora oficial Radio Odurman.

Las sanciones de Washington contra Jartum restringen el comercio y las inversiones de Estados Unidos, bloquean las propiedades gubernamentales sudanesas en su territorio y prohíben las transacciones con individuos o entidades determinadas.

El Gobierno manifiesta su sorpresa por la prorrogación por un año de la medida unilateral contra Jartum suscrita por el presidente Barack Obama, pese a los esfuerzos sudaneses por una paz duradera y por el desarrollo socioeconómico, añade el comunicado.

Todo el mundo, menos Washington y su aliado Israel, sabe que tales sanciones constituyen una flagrante violación del derecho internacional y del derecho de los pueblos a su desarrollo y a la adquisición de servicios básicos como salud y educación, agrega.

La renovación de las sanciones contra nuestro país está motivada por razones políticas injustificables. Si Washington piensa luchar contra el terrorismo con esas medidas lo que hará será reforzarlo, afirma el comunicado del gobierno sudanés.

Obama anunció la medida el pasado 29 de octubre ante el Congreso dentro de una recién estrenada estrategia de presión contra este país combinada con medidas para influir en los conflictos de la región de Darfur y del vecino Sudán del Sur.

Jartum declaró ese mismo día que el presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, no se reunirá con el enviado especial de Estados Unidos para Sudán, Scott Gration, «ni en su próxima visita al país este sábado ni nunca en el futuro».

Tales fueron las afirmaciones de Mustafa Osman Ismail, asesor del mandatario, quien subrayó, nos obstante, la disposición de su país a continuar la comunicación con Washington.

Continuaremos el diálogo con el enviado estadounidense porque ese es un país importante, pero debe estar dentro del marco del respeto mutuo, de los intereses comunes y de la no intervención en los asuntos internos de Sudán, advirtió el asistente presidencial.

Gration llegará mañana a Jartum para una visita de cinco días, tras el anuncio de su país respecto al nuevo tratamiento hacia Sudán, donde se reunirá con varios altos funcionarios locales.

El programa revelado por Gration comprende un diálogo con líderes del gobernante Partido del Congreso Nacional y del Movimiento de Liberación Popular de Sudán, tanto en Jartum como en Juba, ciudad esta última capital de Sudán del Sur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here