Sudán liberará a los presos políticos y facilitará el diálogo nacional

0
335

négociateurEl presidente sudanés, Omar Hasan al Bashir, se ha comprometido a liberar a todos los presos políticos en el país y a dar las garantías necesarias para que los líderes de los grupos opositores y armados participen en el diálogo nacional.

Según informó hoy la agencia estatal de noticias, Suna, Al Bashir dijo durante una reunión anoche con los dirigentes de unos sesenta partidos y movimientos, que creará el «clima adecuado» para el éxito del proceso de diálogo.

«Invito a todos los opositores y a todos los rebeldes armados a que colaboren con el Gobierno para construir una nación juntos», pidió el presidente en Jartum.

Se comprometió a ofrecer a los rebeldes todas las garantías «necesarias y suficientes» para formar parte del diálogo, así como crear un clima positivo que permita el éxito de las conversaciones y satisfaga las demandas de los sudaneses.

En cuanto a los presos políticos, Al Bashir especificó que las autoridades pondrán en libertad a aquellos que no hayan cometido delitos criminales.

También emitió una serie de directrices para permitir a los medios de comunicación participar en ese proceso, e impulsar la libertad de información, pero «con la condición de que haya un compromiso con la ética profesional, las leyes, la moral y los valores del pueblo sudanés», según Suna.

Los líderes de los partidos de la coalición opositora boicotearon la reunión para exigir la liberación de los presos políticos y condicionaron su participación a que el diálogo nacional desemboque en una fase de transición completa.

El Gobierno de Sudán y el grupo militar Movimiento para la Liberación Popular de Sudán-Norte (SPLM-N) intentan solucionar el conflicto armado que libran en las provincias de Kordofán del Sur (centro) y del Nilo Azul (sur).

Las negociaciones entre ambas partes se reanudaron el 13 de febrero pasado en Adis Abeba, tras un año de bloqueo, aunque cuatro días después se suspendieron otra vez después de un desacuerdo sobre el contenido de las consultas.

El MPLS-N, que actúa en las provincias meridionales, es un grupo militar opositor que pretende derrocar al régimen de Al Bashir mediante la lucha armada, y está acusado por Jartum de recibir instrucciones de Sudán del Sur.