Sudán del Sur acusa a cuatro de los supuestos golpistas de traición

0
373

JubaEl Gobierno sursudanés ha acusado de traición a cuatro de los supuestos golpistas que intentaron derrocar al presidente, Salva Kiir, con lo que ha frustrado las esperanzas de los rebeldes liderados por el exvicepresidente Riek Machar, que solicitaron su liberación en las conversaciones de paz que se están celebrando en Etiopía.

   Los cuatro acusados son el ex secretario general del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N) Pagan Amum, el exministro de Seguridad Nacional Oyai Deng Ajak, el ex viceministro de Finanzas Majak D’Agoot y el que fuera embajador de Estados Unidos Ezekiel Gatkuoth.

Todos ellos han sido acusados de nueve delitos, que incluyen la difamación de información falsa y la incitación a la violencia. Los cuatro han negado con anterioridad haber conspirado para perpetrar un golpe de Estado y sus abogados han asegurado que todos se declararán inocentes en el juicio.

Estos acusados forman parte del grupo de once reconocidos políticos que fueron arrestados durante los días posteriores al supuesto golpe de Estado, el pasado mes de diciembre. Los otros siete detenidos han sido enviados a Kenia después de que su presidente, Uhuru Kenyatta, se ofreciese a mediar en las conversaciones de paz para poner fin al conflicto en el que se ha visto sumido el país.

Las autoridades sursudanesas han solicitado el regreso de todos los acusados al país para que puedan ser juzgados. «El Gobierno está bajo presión para que libere a estas personas. Fueron puestos en libertad bajo fianza en Kenia, pero los once deben enfrentarse a cargos», ha afirmado el fiscal que dirige el caso, James Mayen.