Sudáfrica en su derecho soberano de retirarse de CPI, afirma ministra

0
377
nosiviwe-mapisa-nqakulaSudáfrica está en su derecho soberano de retirarse de la Corte Penal Internacional (CPI), afirmó hoy la ministra de Defensa, Nosiviwe Mapisa-Nqakula.

Sus comentarios siguen a una serie de reacciones tanto dentro como fuera de país después del anuncio la semana pasada de que Pretoria abandonaría este órgano.

La Ministra respondió a críticas de Botswana, que calificó de lamentable la decisión.

Somos estados soberanos; Botswana es un estado soberano, Sudáfrica es un estado soberano, remarcó Mapisa-Nqakula al dar su apoyo a este paso.

El martes la presidenta de la Comisión de la Unión Africana (UA), Nkosazana Dlamini-Zuma, advirtió que los miembros de este organismo continental se encuentran afiliados de forma voluntaria a la CPI y ofreció su espaldarazo a la postura adoptada por el Ejecutivo sudafricano.

También la oficina del jefe del oficialista Congreso Nacional Africano (ANC) en el parlamento apoyó la decisión. Hace mucho que la CPI desvió su mandato de ser un instrumento independiente y objetivo para poner fin a los crímenes atroces contra la humanidad, expresó un comunicado.

Según el texto, la ‘CPI ha permitido a los Estados no miembros dictar e interferir en su trabajo de acuerdo con sus propios intereses imperialistas’.

El viernes pasado el ministro de Justicia, Michael Masutha, informó en conferencia de prensa la retirada de Sudáfrica -un miembro fundador de la UA- del referido órgano.

Masutha ratificó que su país continuará promoviendo activamente el diálogo y la resolución pacífica de conflictos en el continente.

Además, enfatizó en que será invariable la lucha contra la impunidad y por hacer que prevalezca la justicia en caso de aquellos que hayan cometido crímenes contra la humanidad o sean responsables de delitos graves.

La declaración de retirada pone de relieve el dilema que enfrentaba Sudáfrica desde el pasado año cuando estuvo bajo presión para detener al presidente de Sudán, Omar al-Bashir, durante su asistencia a una cumbre de la Unión Africana en Johannesburgo.

Al-Bashir es buscado por la CPI por presuntos crímenes de guerra en su país.