Sudáfrica al borde de una recesión, según fuente del ANC

0
547
Sudáfrica podría estar al borde de una recesión, según advirtió Enock Godongwana, jefe de Transformación Económica del gobernante partido del Congreso Nacional Africano (ANC).

Godongwana, quien habló con los periodistas en la sede de la organización en Luthuli House, en Johannesburgo, opinó que el gobierno tiene que trabajar con el sector público para impulsar la confianza de los inversores.

Dijo que tal seguridad solo se reforzará ‘si se controla la creciente deuda nacional, si Sudáfrica mantiene su calificación crediticia de inversión, si se logra el buen gobierno de las empresas estatales’, entre otros factores.

El ANC admitió que la baja a la condición de la chatarra en la calificación crediticia -a tono con dos de las principales agencias internacionales-, tendrá un impacto importante en la capacidad del país de recaudar fondos para los programas de desarrollo.

En tal sentido, enfatizó que la confianza en la economía ‘se puede mejorar mediante programas creíbles de creación de empleo y transformación radical, que mejoren la estabilidad a largo plazo’.

Dos de las principales agencias de calificación crediticia del mundo, Fitch y Standard & Poor’s, degradaron la deuda soberana de Sudáfrica (economía más industrializada del continente) a al mencionado estado tras la polémica reorganización que realizó recientemente el presidente Jacob Zuma en su gabinete.

Los cambios, en particular el del ministro de Finanzas Pravin Gordhan, reemplazado por Malusi Gigaba, que ocupaba la cartera de Asuntos Internos, generó las más diversas reacciones de rechazo desde diferentes sectores, incluso dentro de las filas del ANC y de los integrantes de la triple alianza de gobierno.

Sin embargo, Zuma expresó en su momento y reiteró en sucesivas apariciones públicas, que los movimientos efectuados son parte del propósito por imprimir mayor efectividad a su equipo, así como dotarlo de más jóvenes y mujeres.

El histórico partido de Oliver Tambo y Nelson Mandela, en el poder desde 1994, atraviesa, quizás, por uno de sus períodos más complejos después del inicio de la etapa democrática que sobrevino con la derrota del apartheid.

Hay cierto descenso en el nivel de apoyo popular -aunque sigue siendo la fuerza política más votada a nivel nacional-, pero un llamado de alerta fueron los comicios locales de 2016, en los que el ANC perdió posiciones claves como los municipios metropolitanos de Nelson Mandela Bay (en Eastern Cape), y Johannesburgo y Tshwane, en Gauteng.

La organización reconoció que debe trabajar por eliminar focos de divisionismo, mientras la prensa -en su mayoría antiZuma- señala presuntos vínculos del mandatario con escándalos de corrupción.