SOS Racismo registró un total de 397 denuncias de particulares en 2013

0
446

Mikel MazkiaranLa Federación de Asociaciones de SOS Racismo registró en 2013 un total de 397 denuncias de particulares presentadas en las siete oficinas de Información y Denuncia de Cataluña, Aragón, Guipúzcoa, Vizcaya, Asturias, Madrid y Navarra.

Así se desprende de los datos recogidos en el Informe Anual 2014 sobre el racismo en España, presentado este viernes en Madrid por el secretario de la Federación estatal de SOS Racismo, Mikel Mazkiaran, quien ha apuntado que ha habido un «ligero aumento de denuncias«, aunque ha añadido que los cerca de 400 casos denunciados son una «muestra» y que el dato «riguroso» lo tiene que facilitar el Gobierno.

Según la última edición del citado informe, la Oficina de Información y Denuncia (OID) de Aragón encabeza la lista por número de denuncias registradas con 154 casos, mientras que la de la provincia de Guipúzcoa se sitúa a la cola del ranking con 13. La OID de Vizcaya ha registrado 86 denuncias, seguida de la de Cataluña (80), Navarra (31), Asturias (17) y Madrid (16).

Respecto a la distribución por tipología de discriminación, Mazkiaran ha apuntado que de los 397 casos registrados, 93 corresponden a denuncias relacionadas con el Racismo Institucional (CIES, 17; Nacionalidad, 8; Otros, 31; y Trámites de Extranjería, 37).

A este respecto, ha dicho que, desde que se estableciera el nuevo mecanismo de solicitud de nacionalidad en 2012, SOS Racismo ha detectado que se han «triplicado» los casos de denegaciones «infundadas y peregrinas», como por ejemplo el «no aportar la copia completa del pasaporte» o que los antecedentes penales en su país de origen hubieran «caducado».

La segunda causa de denuncia, según ha concretado, están relacionadas con el término Seguridad Pública (identificaciones y detenciones discriminatorias, vejaciones, insultos, agresiones, etc.) con un total de 83 casos detectados. El tercer motivo de denuncia es la denegación en el acceso a prestaciones y servicios públicos con 68 denuncias (Asistencia sanitaria, 10; Empleo, 3; y otras administraciones, 55).

En cuarto lugar se encuentras las denuncias sobre Conflictos y Agresiones racistas con 66 casos registrados (En el espacio público, 23; otros, 5; y vecinales, 38). Se encuentran además en el informe denuncias relacionadas con la Denegación de Acceso a Prestaciones y Servicios Privados con 29 casos (Bancos, 10; Locales de Ocio y Restaurantes, 8; Otros, 2; y Vivienda, 9).

El último lugar en materia de tipología de denuncias lo ocupan aquellas relacionadas con la Seguridad Privada con 8 casos relacionados todos ellos con incidentes acaecidos entre extranjeros y vigilantes de seguridad privada de distintos establecimientos.

MÁS HOMBRES QUE MUJERES

Respecto al perfil del denunciante, el informe pone de manifiesto que 28 de los 397 casos corresponden a denuncias interpuestas por menores de edad. Además, un total de 263 denuncias correspondieron a hombres y 134 a mujeres.

Por otra parte, 229 denunciantes estaban en situación irregular frente a 129 que no la lo estaban. Además, 39 denunciantes provenían de algún país miembro de la Unión Europea.

Sobre el lugar de procedencia, el informe apunta que 138 personas procedían del África Subsahariana; 15 de América del Norte y Central; 92 de América del Sur; 8 de Asia; 28 de Europa Occidental; 9 de Europa Oriental; y 107 del Magreb.

Durante la presentación del informe, Mikel Mazkiaran ha recordado que la Secretaría de Estado de Seguridad hizo público un informe sobre los delitos de odio en España en 2013 que recoge un total de 1.172 incidentes registrados, de los cuales 381 se referían a racismo o xenofobia. Para Mazkiaran, que la cifra de SOS Racismo y la del Gobierno se aproximen es «casual».

«Entre el 70 y el 90% de los casos de discriminación no se denuncian», ha alertado, para después añadir que la causa sería «la falta de confianza que tienen en el sistema», así como el «miedo y el temor».

Según el secretario de la Federación estatal de SOS Racismo, lo «positivo» del año 2013 es que se haya establecido un fiscal de Sala especializado en discriminación en las 50 provincias de España. No obstante, ha insistido en que «faltan herramientas normativas» en esta materia y, en concreto, una ley que regule el problema de la discriminación.

En este sentido, ha criticado que en España «se normativiza cuando existe un incidente» como el acaecido el pasado domingo en Madrid entre ultras del Deportivo de A Coruña y el Atlético de Madrid. «Si se hubiera aplicado (Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte), se habría evitado», sostiene.

LA ULTRADERECHA

Mazkiaran ha puesto el acento en la «oportunidad perdida» que, a su juicio, ha supuesto el nuevo Reglamento de CIES y ha advertido de que España cuenta con «todos los elementos» para que surjan fuerzas políticas de «ultraderecha» por lo que ha instado al Gobierno a que «gestione la inmigración y no la extranjería». «Pedimos al Gobierno que salte la valla», ha subrayado.

Sobre el hecho de que la ONG melillense Prodein haya difundido un nuevo vídeo en el que denuncia la devolución en caliente de un joven procedente de Malí y menor de edad, 17 años, ha afirmado que «esta vez» le ha tocado a un menor «y mañana le tocará a un solicitante de asilo». «Formaba parte de la probabilidad», ha declarado.

Respecto a los conflictos raciales en Estados Unidos derivados de varias muertes de ciudadanos negros a manos de policías blancos, Mazkiaran ha indicado que EEUU «tiene un problema con sus minorías mal resuelto» y espera que «no ocurra nada parecido» en España.

Finalmente, al ser preguntado por el nuevo ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha respondido que, «en precampaña electoral», no ve al ministro «cambiando ninguna ley». «No espero nada», ha zanjado.