SOS Racismo da 15 días al alcalde de Vitoria para que rectifique sus declaraciones

0
455

SOS Racismo en ÁlavaSOS Racismo en Álava ha decidido este jueves «dar una tregua de 15 días» al alcalde de Vitoria, Javier Maroto, y al diputado general del Álava, Javier De Andrés, para que reconsideren sus declaraciones sobre el supuesto fraude en el cobro de ayudas sociales por parte de algunos colectivos de inmigrantes, o, de lo contrario, formalizarán la querella correspondiente, según ha declarado el portavoz de SOS Racismo, Fede García.

En rueda de prensa, García ha asegurado que «es una tregua por necesidad de interés común» y ha señalado que se les ha acusado de «cosas que no son denunciables y lo que hacen es denigrar conscientemente» la actividad de «atender a la exclusión social».

«No parece lógico que se hayan dado cuenta, ayer mismo, de que lo estábamos haciendo. No negamos los empadronamientos, son ficticios, lo reiteramos, son legales, y si ellos piensan que eso es un delito, tienen a abiertas las puertas de los tribunales», ha añadido el portavoz de la organización.

De esta manera, SOS racismo ha manifestado que esta situación «está dañando la convivencia social y están echando ácido sulfúrico en una herida que está empezando a estar abierta». Por esto, la organización ha invitado a «reconsiderar» la postura que han adoptado los dirigentes del Partido Popular Maroto y De Andrés.

«LOS PROBLEMAS SOCIALES SON RESPONSABILIDAD DE TODOS»

SOS Racismo de Álava y Ongi Etorri se ha reafirmado en que continuarán actuando en estos frentes con «la misma firmeza y decisión», porque «los problemas sociales no son propiedad de nadie, pero sí, son responsabilidad de todos, incluidos los señores De Andrés y Javier Maroto».

A su vez, la asociación se ha mostrado confiada en que la apertura de Diligencias informativas, en relación con la denuncia formulada el pasado 18 de Julio, por las declaraciones del alcalde de Vitoria, Javier Maroto, y ratificadas por el diputado general de Álava, Javier De Andrés, «se consideren racistas, xenófobas y excluyentes, por  señalar» a los magrebíes «como vividores, defraudadores y de ser una especie de parásitos sociales, por, al parecer, sobrevivir en base a los subsidios sociales».

Asimismo, SOS Racismo ha señalado que las declaraciones de Javier De Andrés, donde califica a la organización como «el Eje del Mal», son «afirmaciones que denotan una falta aparente de razones sólidas y probadas que nos puedan llevar ante los Tribunales de Justicia».

Por lo tanto, la asociación ha exigido que, Javier Maroto y «su alter-ego» De Andrés, concreten «de modo público, los datos, referencias y situaciones que sostengan las graves acusaciones vertidas en los supuestos de fraude generalizado en el acceso al derecho a la percepción de las Ayudas Sociales, en la forma actual de las RGI, y en las actuaciones de estas entidades en materia de empadronamientos ficticios, adobadas con aseveraciones gratuitas relativas a las legitimidades con marchamo de calidad institucional, presentándolas ante la Fiscalía o Juzgado correspondiente».

De la misma manera, han requerido que «estas mínimas peticiones se lleven a cabo de modo público y de forma inmediata porque es necesario, conveniente y justo» y, de no ser así, SOS Racismo de Álava y Ongi Etorri «formalizarán en un plazo de quince días, la querella correspondiente».

SOS Racismo y Ongi Etorri, que han contado con el apoyo de las asociaciones Atawasol Vasco-Magrebí, Senegaleses de Vitoria-Gasteiz y el colectivo de vecinos y vecinas Pakistaníes, han informado que su exigencias se presentarán «a modo de información» en el Ayuntamiento de Vitoria, ante los grupos municipales, PP, PSE, EAJ-PNV y EH Bildu, en la oficina del Ararteko, en las Juntas Generales de Álava y en el Parlamento vasco.