Sierra Leona todavía sin conocer a su próximo presidente

0
200

Por Lemay Padrón Oliveros

Los habitantes de Sierra Leona deberán esperar todavía para conocer el nombre de su próximo presidente, tras decretarse que en las elecciones del pasado 7 de marzo ninguno de los candidatos obtuvo más del 55 por ciento de los sufragios.

Estos comicios son considerados históricos para el país de África Occidental al ser los primeros tras la epidemia del ébola de 2014 y la conclusión de las operaciones de paz de la ONU en el país, además de marcar el final de la etapa de casi 11 años del presidente Ernest Bai Koroma en el poder.

Cerca de 3,2 millones de votantes se movilizaron para elegir a su nuevo presidente y vicepresidente, miembros del Parlamento y concejales locales, pero para el puesto principal parece que permanecerá el duopolio entre el Congreso del Pueblo (APC) y el Partido Popular de Sierra Leona (SLPP), que desde 1961 se alternaron el sillón presidencial.

Un total de 16 candidatos estuvieron en la boleta en esta elección, pero tras contarse los votos, el exgeneral Julius Bio, en representación del principal partido de oposición, y el ministro de Asuntos Exteriores, Samura Kamara, a nombre del APC, encabezaron las preferencias.

El candidato del SLPP obtuvo un millón 97 mil 482 votos, el 43 por ciento del total, mientras su contrincante del APC reunió un millón 82 mil 748 boletas, poco más del 42 por ciento.

Como ninguno obtuvo las boletas necesarias, se debe realizar una segunda ronda, en la cual podría ser fundamental el papel de un exejecutivo del SLPP, Kandeh Yumkella, quien se postuló por la Gran Coalición Nacional (NGC) y cerró tercero, con 10 por ciento de las papeletas.

Su procedencia pudiera hacerlo inclinarse hacia Maada Bio, quien ya gobernó Sierra Leona a la cabeza de una junta militar por unos meses en 1996.

Precisamente por eso el objetivo del APC era evitar esta segunda vuelta, pues se podría enfrentar a un bloque opositor que se conjurase para echarlo del poder, lo cual, según los expertos, podría causar que los seguidores del partido gobernante protagonizaran disturbios.

Más allá de los resultados, las elecciones generales en Sierra Leona sobresalieron por ser ‘auténticas’ y desarrollarse ‘en forma transparente’ pese a que la campaña se vio afectada por la ‘intimidación y la violencia’, según la jefa de la misión de observación de la Unión Europea (UE), Jean Lambert.

Lambert lamentó ‘un elevado número de actos de violencia e intimidación contra los candidatos y activistas que afectó al proceso electoral’ y llamó horas después de los comicios a partidos y candidatos a comprometerse públicamente a aceptar unos resultados electorales creíbles.

Los informes de los más de 100 observadores de la UE que visitaron alrededor de 400 colegios electorales durante la votación indican que el proceso fue ‘bueno o muy bueno en más del 95 por ciento’ de los centros.

Todos los observadores internacionales coincidieron en que la Comisión Nacional Electoral (CNE) llevó adelante un proceso electoral transparente, creíble y bien organizado, paso importante para consolidar la democracia en el país africano.

Muchos elogios recibió también el acuerdo específico que se hizo para votantes especiales: las madres con problemas físicos y lactancia, para quienes se creó una línea de votación diferente.

El único incidente reseñable durante la jornada electoral sucedió cuando un grupo de policías y soldados se presentaron en la residencia del líder opositor, Maada Bio, ante unas supuestas sospechas de manipulación de resultados desde unos ordenadores situados allí.

Al respecto, Lambert pidió a las fuerzas de seguridad que en futuras elecciones, o en la inminente segunda vuelta, ‘ejerzan sus deberes en forma imparcial y proporcionada e investiguen todos los actos de violencia’.

Un día antes del anuncio de los resultados oficiales, el vicepresidente de Sierra Leona, Victor Bockarie Foh, aseguró que aceptaría el dictamen de la CNE, y exhortó a los partidarios del APC a que asumieran esa actitud como partido respetuoso de la legalidad.

Estamos bajo la ley y no por encima de la ley. Hemos trabajado asiduamente para lograr la victoria, pero si eso no sucede, asegurémonos de ganar en la segunda vuelta, declaró en la sede del APC.

Así las cosas, los sierraleoneses deberán volver a las urnas el 27 de marzo para saber quién regirá los destinos del país por los próximos cinco años.