Sesiona reunión de Cancilleres en Cumbre de Unión Africana en Etiopía

0
504
La etapa previa a la vigésimo octava cumbre de la Unión Africana (UA) continúa hoy en la sede de la organización en esta capital, con las sesiones del Consejo Ejecutivo de la organización.

Este grupo de trabajo, que laborará también mañana, está integrado por los cancilleres y embajadores de las 54 naciones miembros, los jefes de los principales departamentos y órganos de la UA, y otros funcionarios, encabezados por Moussa Faki Mahamat, ministro de Relaciones Exteriores de Chad, país que ostenta la presidencia protémpore de esta entidad regional.

Sus integrantes deliberarán acerca de diversos informes del Comité Técnico Especializado sobre aspectos claves que discute la magna cita, tanto organizativos como de la problemática económica y política del Continente.

Además, ajustarán detalles de la agenda y alistará las recomendaciones que analizarán los jefes de Estado y Gobierno de la AU, en la cumbre del 30 y 31 de enero.

Al dar la bienvenida a los participantes, la presidenta de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini Zuma, agradeció al gobierno y pueblo de Etiopía por su hospitalidad y las facilidades otorgadas para la realización del foro al más alto nivel de la UA.

Construimos el futuro de África en medio de un mundo rápidamente cambiante, con tendencias contradictorias, mientras a nivel global muchas naciones experimentan cambios políticos e inestabilidad, añadió Zuma.

Al respecto mencionó los desafíos que enfrenta la Unión Europea frente a la salida del Reino Unido de esa agrupación, la movilización y avances de la ultraderecha en general tras los resultados de las elecciones de noviembre de 2016 en Estados Unidos.

El segmento de altos funcionarios del evento tuvo lugar el domingo y el lunes, con la presencia de los embajadores de los 54 países miembros de la UA y directivos de la entidad, que conforman el Comité de Representantes Permanentes.

En la cumbre del lunes y martes se reunirán los mandatarios de las naciones miembros, quienes integran la Asamblea de la UA, órgano supremo de dirección, que determina sus estrategias, adopta el programa anual de trabajo, además de monitorear la implementación de las principales decisiones.

Bajo fuertes medidas de seguridad, el edificio sede de la UA en Addis Abeba, acoge en los últimos días a centenares de funcionarios y personal de apoyo, quienes, entre otras funciones, garantizan el proceso de acreditación de los participantes en los segmentos principales del evento.

Fuentes diplomáticas informaron a Prensa Latina que mañana llegará al menos una decena de presidentes y primeros ministros, a quienes se unirá el resto de los delegados en jornadas posteriores.

Los dignatarios, además de participar en la magna cita, sostendrán un amplio programa de encuentros bilaterales.

El aeropuerto internacional Bole en esta capital multiplica sus operaciones para la recepción de los delegados, observadores y periodistas, mientras la ciudad en general rompe su rutina diaria, en un ambiente de bajas temperaturas en la mañana y por la noche, así como un sofocante calor al mediodía.

Los casi tres millones de habitantes de la de Addis Abeba ven afectada su rutina diaria por el desplazamiento de los altos funcionarios, sus asesores y personal de seguridad, lo que imprime una actividad inusitada a esta urbe, ubicada a unos dos mil metros sobre el nivel del mar.