Serraj asegura que, «en las próximas semanas», finalizarán las negociaciones para «un nuevo Gobierno»

0
555

serrajEl primer ministro de Libia, Fayez Serraj, ha asegurado este lunes que espera que «en las próximas semanas» culminen las negociaciones para formar «un nuevo Gobierno», al tiempo que ha dejado claro que los recursos petroleros del país tienen que estar bajo control del Consejo Presidencial que él lidera.

«Esperamos cerrar en las próximas semanas las negociaciones para conformar un nuevo Gobierno», ha dicho Serraj, en una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters en Nueva York. «Hasta ahora, no hemos recibido ninguna carta oficial del Parlamento para presentar otra vez un nuevo gobierno. A pesar de ello, hemos abordado positivamente los resultados del Parlamento, que ahora tiene que asumir su responsabilidad y cumplir su deber», ha señalado.

El ‘premier’ libio ha dicho en varias ocasiones que está abierto a dialogar con el general Jalifa Haftar, que se opone al Gobierno de unidad nacional que Serraj lidera y que se ha hecho con el control de las terminales petroleras más importantes del país, tras desalojar a los agentes de la Guardia de Instalaciones Petroleras.

«Como Consejo Presidencial, estamos abiertos a todas las facciones.. No tengo reservas. Cualquier cosa que ayude a resolver la crisis de Libia y que pueda desatascar los atascos, estamos listos para reunirnos con cualquiera», ha explicado. Serraj ha subrayado que la seguridad de las terminales petroleras debe estar a cargo del Gobierno que tiene el reconocimiento de la comunidad internacional, el Ejecutivo que él lidera. «No deseábamos que hubiera una escalada en la zona pero ha pasadopero ha pasado lo que ha pasado… Y nosotros hemos intentado abordarlo con sabiduría y cálculo», ha indicado.

El primer ministro ha querido enviar «un mensaje claro» para subrayar que las instalaciones petroleras debe estar «protegidas» y no deben sufrir daños, al tiempo que ha asegurado que «quiera que sea el que las proteja» debe estar «bajo el paraguas del Consejo Presidencial».

Serraj también ha hecho un llamamiento a una iniciativa de reconciliación nacional para poner fin a las divisiones en un país fragmentado desde la caída del régimen del coronel Muamar Gadafi. Además, ha asegurado que la batalla contra los milicianos de Estado Islámico en Sirte está ahora en su última fase aunque todavía continúa la amenaza de los atentados con bomba y las bombas lapa.

«Necesitamos una reconciliación real entre los libios de fuera y de dentro. No habrá exclusión de ninguna facción política», ha señalado. «La reconciliación proporcionará estabilidad política, lo que dará luigar a una estabilidad económica», ha afirmado.