Sentimos consideración en Angola, afirma líder exestudiantes en Cuba

0
552

Considerado por la sociedad angoleña se siente hoy el líder de los conocidos como Caimaneros, Pedro Neto, más de cuatro décadas después de haber sido uno de los niños y adolescentes enviados para formarse en Cuba.

Era octubre de 1977 y viajamos en barco más de 800 menores, recordó Neto en diálogo con Prensa Latina al explicar que cuando comenzaron a regresar al país, no tenían tal reconocimiento.

‘La respuesta entonces era negativa. La gente decía que no teníamos capacidad, que éramos peor que los que se formaban en occidente, pero el tiempo demostró lo contrario. El tiempo demostró que tenemos mayor capacidad de trabajo, en términos de persistencia en el trabajo, en términos de calidad del trabajo y la sociedad empezó a comprender mejor’, remarcó.

Fue tal el grado de respeto conseguido que cuando representantes de la universidad Agostinho Neto viajaron a La Habana a reclutar directamente a 70 graduados para integrarlos como profesores, llegaron los directivos del petróleo (la principal fuente de ingresos del país) para llevárselos.

Sabían de la calidad de los egresados, de la seriedad con que se formaban y había que respetar eso, añadió el presidente de la Asociación de Exestudiantes Angoleños en Cuba (Caimaneros).

Normalmente los trabajadores de los hidrocarburos se capacitaban en la ahora extinta Unión Soviética o en Argelia, precisó Neto, quien estudió una carrera militar en la isla caribeña y luego hizo otra de periodismo.

Fuimos preparados integralmente, por eso tenemos diferentes áreas de formación, señaló al ser interrogado sobre la participación de los exestudiantes en las tareas del desarrollo sostenible de Angola.

Sentimos que debemos aportar más desde el punto de vista científico, de la práctica del trabajo, porque el país lo necesita, manifestó el jefe de la Asociación, que cumplió este miércoles nueve años de fundada.

Acerca del aumento del intercambio entre ambas naciones, Neto aseguró que deben aportar más ideas para convencer a las autoridades políticas de lo conveniente de elevar las relaciones económicas.

Tenemos vínculos privilegiados con organizaciones en Cuba, la conocemos y debemos emplear esa ventaja, agregó.

Finalmente tuvo palabras de agradecimiento por la contribución de aquella nación a la formación de más de 45 mil angoleños (15 mil de ellos en las filas de la Asociación).

Constituye una proeza extraordinaria que un país tan pequeño como Cuba haya recibido tantos niños y les diera alimento, vestido y material escolar para formarse en una especialidad, subrayó.

Sobre los desafíos de la organización, Neto mencionó que el propósito es llegar a todos, de brindar solidaridad dentro de la hermandad.

‘Tenemos que entender que seguimos siendo hermanos, eso fue lo que aprendimos con la educación integral recibida en Cuba’, destacó.

Como parte de las celebraciones, la directiva de la Asociación entregará diplomas de honor al presidente José Eduardo dos Santos y postmortem al fundador de la nación angoleña, Antonio Agostinho Neto, y al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.