Segunda vuelta por falta de mayoría en Níger

0
545

IssoufouLas elecciones nigerinas del 21 de febrero último irán a segunda vuelta el 20 de marzo próximo, al no alcanzar ningún candidato la mayoría requerida, informó la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI).

El presidente saliente, Mahamadou Issoufou, fue el aspirante más votado, al obtener el 48,41 por ciento de los votos, y el que más se le acercó, con 17,79 por ciento fue, Hama Amadou, detenido en una cárcel local, añadió un parte del ente comicial.

Respecto a las parlamentarias, el Partido Nigerino para la Democracia y el Socialismo, liderado por el presidente saliente, obtuvo 75 diputados de los 171 que integran la Asamblea Nacional.

Como la formación de Issoufou careció de la mayoría absoluta de 86 diputados para liderar el Legislativo, deberá negociar con otros pardidos aliados.

Issoufou y Amadou se enfrentarán en la segunda vuelta del 20 de marzo, al resultar los dos candidatos más votados en la consulta del 21 de febrero, confirmó la CENI.

Medios gubernamentales informaron días antes de iniciarse el proceso electoral que Amadou fue arrestado y permanece en la prisión de Fillingué, a unos 180 kilómetros de esta capital, por presunto tráfico de niños.

Aunque observadores nacionales e internacionales y medios de prensa avalaron el proceso electoral y señalaron solo cierto déficit de boletas, comienzos tardíos en colegios electorales y tardanza en la llegada de los dispositivos de seguridad, algunos políticos cuestionaron estos comicios.

El 24 de febrero, transcurridos cinco días de las elecciones, la Coalición para una Alternativa en 2016 (COPA-2016), principal grupo opositor, rechazó los primeros resultados, que daban ventaja al presidente Issoufou.

Amadou Boubacar Cissé, candidato a la presidencia y portavoz de esa agrupación partidista, acusó a la CENI de apoyar al gobierno y de falsificar los resultados de los comicios, que convocaron a unos 7,6 millones de electores para votar por 15 aspirantes.

Mediante una declaración leída ante la prensa en nombre de toda la oposición nigerina, el político denunció fraude en las estadísticas, que ya en ese momento daban ventajas al presidente saliente con el 40,18 por ciento de los votos, mientras a Amadou atribuían un 29,17 por ciento.

«La CENI proclama fantasmas que muestran la persistencia de Presidente en su ilusión de poder, mediante resultados basados en miles de colegios electorales ficticios», añadió Cissé, líder de la Unión para la Democracia y la República que integra la Alianza COPA-2016.

Por su parte, Seydou Daouda, del colectivo de Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, garantizó que era «la primera vez en la historia de las elecciones democráticas de Níger que veo tanto entusiasmo en la gente por votar».

Issoufou también expresó a la prensa su satisfacción por la organización de estas elecciones, «que contribuyen a reforzar la democracia y el Estado de derecho», mientras otro candidato rival, Seini Oumarou, manifestó su confianza en el proceso electoral.