Se eleva a 28 el número de muertos en los atentados en Burkina Faso

0
293

Hotel SplendidEl presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, ha elevado a28 el número total de muertos tras el doble atentado perpetrado por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) entre la noche del viernes y la mañana del sábado en Uagadugú contra el hotel Splendid y el café Capuccino, situados ambos en la zona céntrica de la ciudad. Además, otras 50 personas resultaron heridas.

Entre las víctimas hay numerosos extranjeros, de hasta 18 nacionalidades según apuntan diversas fuentes. En cuanto a su origen, se conoce que entre los fallecidos hay seis canadienses, una familia de cuatro ucranianos, un holandés, un suizo y un estadounidense, según los respectivos ministerios de exteriores. Medios franceses hablan de al menos tres ciudadanos muertos del país galo.

Toma de rehenes

Durante el asalto de las fuerzas de seguridad locales y tropas francesas en la mañana del sábado fueron liberados 156 rehenes y tres atacantes fueron abatidos, añadió. En un discurso a la nación en la noche del sábado, Kaboré afirmó que Burkina Faso había sido víctima por primera vez de ataques terroristas bárbaros “de una cobardía inaudita”. “Surgiremos victoriosos de la guerra a la que (los terroristas) han arrastrado a nuestro pueblo y a los otros Estados del mundo”, afirmó.

Kaboré, que fue elegido en noviembre en las urnas, decretó tres días de luto por el atentado contra el restaurante Cappuccino y el Hotel Splendid, que con 147 habitaciones es el más grande de la ciudad y suele ser utilizado por empresarios y diplomáticos extranjeros.

Los atacantes se atrincheraron en el edificio del hotel durante horas hasta que las fuerzas de seguridad y tropas francesas lo tomaron por asalto. En el hotel fueron liberadas 126 personas y otras 30 en el Cappuccino.

Extranjeros fallecidos

Los suizos fallecidos son según el diario “Neue Zürcher Zeitung” el ex diputado Jean-Noël Rey y el diputado Georgie Lamon, que habían viajado al país para la inauguración de un comedor escolar. A su vez, el holandés trabajaba para una organización de ayuda humanitaria, según las autoridades de su país. El estadounidense era un misionero que vivía en Burkina Faso.