Satélite angoleño está a la deriva, dice periódico

0
559
El satélite angoleño Angosat1 está a la deriva después de su lanzamiento desde Kazajstán a finales de diciembre pasado, afirmó un periódico digital local.

Hay un prolongado silencio de las autoridades, escasas informaciones técnicas de los especialistas rusos, y rumores y presentimientos del público en general, expuso el Correo Angolense en su página web.

La nota fue citada por otros medios digitales, sin que el asunto haya sido tratado en la prensa oficial, que habló del éxito de partida del artefacto, hace exactamente un mes.

El Angosat1 pasa por serias dificultades técnicas que pueden comprometerlo irremediablemente, narró una fuente no identificada a la publicación.

Las dificultades obedecen a anomalías en la fuente de alimentación eléctrica del artefacto, que se construyó en Rusia a un costo de 320 millones de dólares.

Vladimir Solntsev, director de la empresa espacial rusa RSC Energia (la responsable principal del ingenio), dijo la semana pasada que lo habían pasado al régimen de ahorro de energía a la espera de que a mediados de abril vuelva a pasar por la zona de radiovisibilidad.

El diario Izvestia dijo que la base de la falla está en la incompatibilidad del sistema electrónico suministrado por la francesa Airbus con el ruso. Eso provocó -dijo- que se pasara de órbita, pues debía estar en los 13 grados E y andaba por los 55.

Lo explicado por las fuentes rusas son apenas paliativos informativos para ocultar complicaciones del Angosat1, que hacen remotas las posibilidades de recuperarlo.

Hay que prepararse para lo peor, existen cinco por ciento de posibilidades de éxito y 95 de desastre total, explicó el experto en condición de anonimato al comparar la situación con el aterrizaje fallido de una aeronave.

Lo cierto, es que 30 días después del proceso de puesta en órbita (26 de diciembre), las autoridades competentes mantienen un mutis absoluto.