Saharauies prevén reacción marroquí tras decisión judicial europea

0
420
El presidente saharaui, Brahim Gali, advirtió sobre posibles chantajes y amenazas de acciones marroquíes de inmigración ilegal, ante una reciente decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea favorable a El Aiun.

En un discurso ante el Consejo de Ministros, el gobernante de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) estimó que, ante el anuncio del 21 de diciembre pasado sobre la exclusión del Sahara Occidental de los acuerdos sobre intercambios comerciales europeos con Rabat, Marruecos reaccionará con chantajes y amenazas.

Según Gali, ante la disposición legal de la alta instancia regional, que considera a ese territorio ‘separado y distinto’, Marruecos puede responder con una inmigración ilegal hacia Europa y hasta con actos terroristas ‘como arma para impulsar a ese continente a violar sus leyes y principios’.

El jefe de Estado insistió en su intervención en el fortalecimiento de las capacidades humanas, materiales y científicas del Ejército de Liberación Popular Saharaui, ‘para hacer frente a los cambios e impulsar la cultura del trabajo y la producción’.

También elogió la firmeza de los presos políticos saharauis, en particular los del grupo de Gdeim Izik, detenidos por rebelarse contra el régimen represivo de las fuerzas invasoras marroquíes, y pidió más muestras de apoyo y solidaridad para su libertad incondicional.

La sentencia dictada el 16 de diciembre de 2016 por la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la UE dio un espaldarazo a la RASD, al confirmar que los acuerdos de libre comercio de productos agrícolas y pesqueros entre Europa y Marruecos no son aplicables a su territorio.

Según la Corte europea, esos tratados de Asociación y de Liberalización no pueden aplicarse a un territorio que cuenta con un estatuto ‘separado y distinto’ a la expresión ‘territorio del Reino de Marruecos’, que es el que define el ámbito territorial de aplicación de estos tratados.

El Tribunal europeo respondió con su sentencia a un recurso saharaui presentado contra una decisión del Tribunal General de la UE, que consideraba legal la aplicación de dicho convenio.

Con lo estipulado en la sentencia, los barcos españoles no podrán acceder al caladero del Sahara occidental, ni tampoco continuar con sus relaciones de importación y exportación de productos pesqueros en ese territorio, aunque sí lo podrán hacer con Marruecos.

El acuerdo desacreditado por el tribunal europeo, firmado en marzo de 2012, provocó hasta ahora numerosas tensiones entre la UE y Marruecos, así como la congelación de contactos entre ambos.

La ONU instó en la década de 1970 a España, potencia ocupante desde 1884, a descolonizar la región, pero tras su retirada en 1975, Marruecos la ocupó y causó un conflicto armado con el Frente Popular de Liberación de Saguia, el Hamra y Río de Oro, interrumpido por la promesa del organismo mundial de convocar a un referendo.