Ruanda descarta apoyar misión africana de intervención en Burundi

0
397

ruanda_paul_kagameEl presidente de Ruanda, Paul Kagamé, afirmó que su país descarta apoyar cualquier misión africana de intervención en Burundi, azotado hoy por la violencia que aviva temores sobre un posible genocidio.

Mi deseo y el del gobierno es que el pueblo burundés resuelva sus propios problemas, dijo a la prensa Kagamé, tras el término de la denominada Comisión Anual de Diálogo Nacional.

Refirió que si le preguntan si hay casos de asesinatos en Burundi, diría que sí, al igual que si varias personas inocentes fueron asesinadas, «mas no me cabe calificar esta situación de genocidio», precisó.

Informes indican que fuerzas de seguridad burundesas realizaron operaciones al interior de viviendas, durante las cuales casi 90 personas murieron en bastiones de la oposición situados en barrios de Matakura y Cibitoke, en la capital Bujumbura.

Por estas acciones contra civiles inocentes, Kagamé criticó a su homólogo Pierre Nkurunziza.

Desde abril, Burundi enfrenta violentas protestas tras Nkurunziza anunciar su aspiración de presentarse a un tercer mandato.

Tal intención es rechazada por la oposición al argumentar que viola la Constitución y los acuerdos de paz de Arusha que pusieron fin a la guerra civil (1993-2005).

Las elecciones se celebraron en julio y Nkurunziza ganó con el 69 por ciento de los votos. Desde esos comicios no ha cesado la violencia en ese país.

Ante esta situación, la Unión Africana (UA) autorizó la pasada semana el ingreso a esa nación de cinco mil efectivos.

El Consejo de Paz y Seguridad de la UA, que autorizó el despliegue del contingente, informó que este operará bajo el nombre de Misión Africana de Prevención y Protección en Burundi (Maprobu).

Bajo ese escenario, el portavoz adjunto del jefe de Estado burundés, Jean-Claude Karerwa, indicó que «si las tropas de la UA ingresan sin la aprobación del gobierno, entonces sería una fuerza de invasión y ocupación».

También el Consejo Nacional de Seguridad de Burundi reiteró su rechazo a la entrada al país de una misión de paz de la UA.

Integrado por el presidente y sus dos vicemandatarios, varios ministros y responsables de agencias de inteligencia, el Consejo impugnó la decisión «(…) de la UA de desplegar una misión de prevención y protección en Burundi», de acuerdo con la nota leída por el ministro de Seguridad Pública, general Alain-Guillaume Bunyoni.